Saturday, May 30, 2020
Publicidad
Sunland Park, NM

Sunland Park, NM

El acontecer noticioso que se registra en la ciudad de Sunland Park, N.M. la voz de sus pobladores, el desarrollo social y económico y otras actividades de interés de los neomexiquenses será abordado en esta sección para que su voz sea escuchada.

GALIMATÍAS

Candidaturas secuestradas.

 

Eduardo Borunda.

 

El proceso electoral de este año nos ha dado una enorme sorpresa, las candidaturas de todos los partidos políticos están secuestradas. La tesis se afirma en función de tres indicadores, primero, los partidos políticos a nivel cupular han definido ya en su gran mayoría a quienes estarán en la boleta electoral, no se han dado a conocer convenciones, no se han realizados procesos abiertos de elección, sólo se han mencionado reuniones secretas y reservadas donde van sólo quienes aspiran a estar en la boleta.

El otro indicador es producto de una legislación que por la premura en ser aprobada no contempló los tiempos y espacios actuales, al aumentar por única ocasión la fecha para la elección, tenemos un periodo de intercampaña donde no se puede hacer proselitismo ni al exterior de los partidos ni hacia dentro, es decir, hay que hacer “mutis”. En otras palabras, los aspirantes y candidatos ungidos hasta el día de hoy, están amarrados de manos, pies y boca. El tercer indicador es el costo de precampañas y campañas.

El tema de la fiscalización es importante en esta etapa ya que deben ser presentadas ante la Unidad Técnica de Fiscalización del Instituto Nacional Electoral (INE) las cifras correspondientes en esta primera etapa (precampañas). El PAN reportó $14,263,344.96; el PRI un monto de $20,804,262.40; el PRD señalo un monto de $707,850.65; el PT tuvo un gasto de $82,042.40; mientras que el PVEM reportó $144,768.00; Movimiento Ciudadano dijo que gastó $525,459.60;  Nueva Alianza $2,730,114.78; MORENA $7,983,770.23 y finalmente el PES reportó $1,593,859.60, con lo cual tendríamos un costo reportado por los principales actores de la contienda de 55,225,383.25 a nivel nacional. Esta cifra distribuida por candidato, quedaría de la siguiente manera: Ricardo Anaya Cortés 15,496,655.21; José Antonio Meade, 23,679,145.18; y Andrés Manuel López Obrador reportó un gasto de 16,049,582.86.

Datos del mismo ente fiscalizador, indican que Flavio César Ochoa Ramírez, Rafael Vázquez Pérez, Arturo Chávez Pérez y Armando Cuéllar Moreno no presentaron los informes financieros, lo cual dejaría dudas en sus aspiraciones para contender por un cargo de elección popular. Todos ellos tienen en común un dato interesante, son aspirantes a candidatos independientes.

Al buscar datos sobre otros candidatos de los partidos políticos a un cargo de elección como diputados locales, presidentes municipales y síndicos, nos damos cuenta que no todos han cumplido con dicho requerimiento. Situación que además de anómala podrá costarles una multa por no presentarla a los candidatos o bien un extrañamiento público a los partidos políticos sólo por no dejar. Hay otros casos que al buscar información sobre un municipio en particular o bien por un cargo de elección no se presenta información es decir, que los partidos políticos no presentan datos que permitan medir cumplir con la normatividad.

Al hacer una búsqueda de los que estarán en la boleta electoral de la elección de síndico en el municipio de Juárez encontramos que sólo la presentaron el PRI (Carlos Calleros Moreno), el PAN (Jesús Cárdenas), el PRD (José Luis Barrios) y un aspirante independiente (Gustavo Méndez). Las preguntas son sobradas, en este caso hubo una nula actividad de gastos de precampaña, ya que en la práctica no hicieron una labor de proselitismo. El último de los casos, el aspirante a candidato independiente salió con números rojos, es decir gasto más de los ingresos que tuvo.

En conclusión, los amarres de las candidaturas tienen una serie de lagunas que los aspirantes y partidos políticos deberán sortear los tiempos recortados, las finanzas contabilizadas y salvaguardarse de las perversidades de las que hablaba Maquiavelo para hacerse del poder. Los candidatos aún tienen  mucho por recorrer y la fecha del primero de julio se ve lejana, aunque en política esa fecha es aún corta para muchos que no se han posicionado en el mercado electoral.

GALIMATÍAS

El fin de las precampañas.

 

Eduardo Borunda

 

Las precampañas para designar a los que serán los candidatos a los diferentes cargos de elección están por terminar. Lo significativo de las mismas es que la centralidad de las precampañas se dio en el orden de la contienda presidencial. En el plano de las elecciones para presidente municipal no hubo mucho ruido, poco conocimiento de los actores que estarán en la boleta, incluso, desconocimiento total en muchos casos de quienes aspiran a representar las voluntades fronterizas.

En este tenor, entrevistas a jóvenes universitarios nos indican que ellos votarán de forma diferente a como lo hicieron en el 2016. El dato suena interesante, pues a pesar que no sabemos por quien votaron, tienen en claro que no votarán igual. El cambio en la intención del voto, se conoce como voto “blando”, en una elección votan por un candidato y en otra por otro candidato o partido político. El pronóstico para este primero de julio del 2018 es que tendremos un voto conformado por este tipo de electores cambiantes y además un voto cruzado en donde en 6 boletas electorales no habrá un voto en paquete hacia una corriente política, alianza, partido y/o candidatos independientes. Tendremos que esperar a las primeras encuestas serias que nos permitan medir precisamente el cambio de paradigma electoral fronterizo. Los mercadólogos electorales deberán comprender la dinámica del pensamiento de la generación de los “milenial”, ellos decidirán el rumbo del país.

Con el fin de las precampañas y el termino también de los apoyos ciudadanos a las candidaturas independientes (recolección de firmas) finaliza la primera parte del proceso electoral 2018. La siguiente vuelta será en el mes de mayo, es decir, pasarán cerca de 100 días de abstinencia proselitista (cuaresma electoral), sin que sepamos todavía quien será candidato a un distrito y ello provocará una primera derrota para los candidatos que se registrarán, no tendrán tiempo para darse a conocer.

La parte de interface, llamada intercampañas, sólo permitirá afianzar maquinarias, matar el tiempo será más complicado ya que no serán públicas las tareas que realicen los partidos y candidatos. Los registros que se realicen y sean aprobados tendrán una campaña de 35 días que empezaran el 24 de mayo y terminarán el 27 de junio. 28, 29 y 30 de junio serán conocidos como la veda electoral, donde no se podrán difundir resultados de encuestas, no se podrá hacer proselitismo. La elección será el día 1 de julio del 2018.

El PRI ha definido ya la composición de sus candidatos a un cargo de elección. En el PAN existen registros múltiples para un cargo. Aunque aún hay registros el PT, MORENA, PES, PVEM, PANAL, PRD y Movimiento Ciudadano mantienen bajo reserva los nombres de quienes serán sus candidatos definitivos. El tiempo es valioso y cada minuto que pasa sin presentarlos ante sociedad, son minutos que les costarán menos votos ya que deben posicionar a sus principales piezas.

A partir de ya, las apuestas se abren hacia uno y otro bando, sin embargo, lo cierto es que el día de hoy la dinámica indica que no hay nada para nadie. El camino será largo y se podrán caer uno o más candidatos y candidatas. Tendremos una elección compleja, donde las manifestaciones del voto duro, el voto blando, el voto útil y el voto en blanco o nulo empezarán a definirse. Por lo pronto, los ciudadanos empezarán a dejar de escuchar discursos vacíos, música pegagosa que entra en la cabeza de todos y además, disfrutaremos de una pausa en la contienda que se antoja como una de las elecciones más mediatizadas de la historia y la más grande del país.

La encuesta más importante es el 1 de julio, ni antes, ni después. Se avecina una guerra de datos y lo importante es poder definir que es sólo el ciudadano que pondrá al próximo presidente de la república, a los senadores, a los presidentes municipales, diputados y síndicos. La participación ciudadana en Ciudad Juárez se ha caracterizado por ser una de las más bajas del país ¿Se romperá el estigma del abstencionismo electoral?

 

GALIMATÍAS

Campañas electorales

 

Eduardo Borunda.

 

Los diseñadores de campañas políticas están dejando mucho que decir en esta primera etapa del proceso electoral del 2018. En el ámbito nacional, si tuviéramos que premiar a las campañas, dejaríamos varias categorías sin premio, incluso, las declararíamos desiertas no sólo por la falta de ingenio, sino por carecer de contenido, de propuestas, de mensajes claros, de posicionamientos políticos.

En este tenor, solo Yuawi alcanzaría premio, sin ser un actor determinante en la contienda, sin ser candidato y sin mandar un mensaje de una propuesta política. Movimiento Naranja, su éxito, hizo clic con una población que tararea un ritmo contagioso que igual hace llorar a un adulto que pone a bailar a una comunidad dentro de un antro. El éxito alcanza los primeros lugares de las canciones más escuchadas en España y por supuesto en México representa una máxima donde lo simple logra comunicar más que los discursos complejos de los candidatos que usan el ropaje de precampañas para violentar una vez más el marco jurídico de los procesos electorales.

En cuanto los aspirantes a presidente de México por la vía independiente, lo único que podemos decir que los tres punteros son ligados por su ascendencia política con los principales partidos políticos. Eso les quita ese discurso de independencia que presumen. Allí, dejan a varias decenas de suspirantes que no logran el número de firmas necesarias y mucho menos los criterios de dispersión. Se meten a la boleta electoral Jaime Rodríguez “El Bronco” que tiene ya 21 entidades completas con el factor de dispersión y los que alcance a redondear en las últimos días.

Margarita Zavala, está batallando para alcanzar los 17 estados necesarios con el mínimo necesario, lleva 12 y necesita llegar a 17 estados con el 1% de las firmas necesarias. Lo alcanzará, tiene altas tasas de cumplimiento en al menos otros 5 estados, se complica pero no se ve imposible alcanzar las metas propuestas. Por el lado de Armando Ríos Piter, él lleva 16 estados con la cuota de dispersión, también estará en la boleta electoral ya que tiene una alta tasa de recopilación de firmas en otros 4 estados. La configuración de la boleta se antoja sui generis ya que si no pasa alguna sorpresa, tendremos 3 candidatos de tres alianzas diferentes y tres candidatos independientes a la presidencia de la república. El 19 de febrero (en dos semanas más) tendremos una visión más completa, pero este escenario es el más visible.

Por el lado de los candidatos a presidente municipal, síndicos y diputados, el plazo vence el 6 de febrero. Las tres semans que les dio el IEE a los aspirantes para recolectar las firmas fueron mas que suficientes, ya que practicamente en las dos primeras semanas completaron con un colchón abultados el número de firmas requeridas, incluso, mejor se retiraron a seguir en la chamba al cumplir las exigencias establecidas. En las boletas electorales tendremos practicamente al menos tres candidatos por parte de los partidos políticos y al menos también un candidato indpendiente.

Estos espacios de tiempo fueron aprovechados por los aspirantes independistas, ya que no hay caras visibles de los partidos políticos que no han definido quienes serán sus gallos. Por lo pronto a esperar las definiciones, muchos los suspirantes y ninguna definición que con claridad podamos nosotros establecer como un antes y un despues del proceso. Las encuestas dan muchos datos, lo cierto es que la gran encuesta será el 1 de julio y alli veremos un voto cruzado en los 73 candidatos a un cargo de elección y  sin contar a los 44 candidatos a regidores  y también sin contar a los suplentes de cada uno de ellos. Es decir tendremos 233 nombres cerca de nosotros buscando un voto.

En conclusión, aún no hay nada definido, la carrera empieza a tomar calor, será una elección de voto confuso, con miles de candidatos a nivel nacional y en esta frontera tendremos otra elección histórica.

 

FRAGMENTOS

El dinosaurio tiene miedo.
Víctor Manuel Reyes Gloria

 

Uno de los cuentos cortos más famosos de habla hispana, autoría de un guatemalteco avecindado y fallecido en nuestro país, Tito Monterroso, dice que “Y cuando despertó el dinosaurio todavía estaba ahí”. Hoy, el dinosaurio tiene miedo.

He leído en los últimos días y horas que, como un deslave de montaña peruana o colombiana, de esos que son noticia mundial por el número de fallecidos y damnificados que deja a su paso, la membresía del PRI, el partido tricolor alguna vez cuasi único, hegemónico y dominante se va desgranando. Su membresía se va reduciendo de manera significativa sobre todo por sus cuadros relevantes que se alejan día a día, minuto a minuto, decepcionados de formas que ya no pueden ser.
La reciente decisión desde el centro del país de nombrar a Adriana Terrazas Porras precandidata y segura candidata a la presidencia municipal por ese partido ha sido un catalizador, un acelerador de reacciones que ha expulsado a varios de los militantes de su seno. Algo saben los dirigentes del partido que los mortales ignoramos. Las condiciones en esta frontera en este preciso momento no son de las más halagüeñas para arriesgar con candidaturas alejadas de la ciudadanía; es el caso de Adriana Terrazas en este momento, además de representar uno de los más fuertes símbolos del Duartismo hoy perseguido.
Esa decisión solamente puede explicarse a partir del posible miedo que tiene el tricolor a perder estrepitosamente la frontera y no tener excusa para dicha derrota; mejor, -parece razonar- anticipamos un adecuado justificante para ella con la participación de una candidata que al parecer lo único que asegura, garantiza, es esa derrota. No otro parece ser el objetivo con dicha participación.
Con ahínco y con pasión algunos hoy ex miembros del partido revolucionario institucional defendían a su institución hasta el grado de ir dejando girones de sí mismos en esa defensa. Hoy, decepcionados por las formas que no permiten una participación abierta a todos los que anhelan ser los abanderados de su instituto político, al que han pertenecido por décadas, han decidido abandonarlo y abordar nuevas naves al compás de nuevos vientos.
Con esa misma pasión hoy quienes lo defendían se alejan de él. Lo abandonan, con razón y todo, pero lo dejan en el abandono al que sus dirigentes decidieron enviar.
Lo que se viene generando es un incremento como no se había visto en los últimos once años en las huestes de Andrés Manuel; los seguidores de éste se están desbordando con adeptos provenientes del PRI, del PAN y no se diga de lo que va quedando del PRD que seguramente habría perdido el registro de no haberse aliado con Acción Nacional para la próxima elección.
(Lo anterior, por cierto, parece anticipar que por fin no habrá fuerza tramposa que le pueda regatear el triunfo al tabasqueño.)
Ni en 2006 ni en 2012 se había generado tal adhesión proveniente de todas las expresiones políticas.
El dinosaurio, pues, tiene miedo. El miedo no es a perder, sino a la forma de hacerlo. Creo que va quedando claro al sistema que prevaleció durante todas estas décadas (incluida la docena trágica simuladora del panismo en el poder que no fue sino un gatopardismo que no cambió en el fondo pues siguió gobernando el PRI con todo su aparato burocrático) que su ciclo por fin llegó a su término.
El dinosaurio, pues, sabe que está por perecer y tiene miedo. No de hacerlo, no de morir, sino de la forma en que lo va a hacer. Advierte que no le alcanza su perversa alianza con el PAN y el PRD o con los “independientes”; ni con los calderones ni con los broncos.
Hoy la extinción va en serio no como en el 2000 y el dinosaurio tiene miedo; miedo a lo incierto pues no sabe en dónde quedará. Si lo que dice el tabasqueño es cierto, si esta es una verdadera revolución por un cambio profundo ya no habrá espacio para el dino y por eso, tiene miedo.
El ejemplo de la candidatura de Adriana Terrazas Porras en la frontera lo invoco solamente como ejemplo de lo que generó la explosión definitiva para la expulsión voluntaria de tantos y tantos cuadros que hoy le apuestan a otras siglas. Igual que en esta frontera la especie se ha multiplicado a lo largo y ancho del país y el resultado por supuesto que viene siendo el mismo.
El dinosaurio, no cabe duda alguna, tiene miedo, un miedo que surgió de la seguridad de un fin claramente anticipado. No queda espacio ni para un coletazo final.

GALIMATÍAS

A rio revuelto, candidaturas definidas.
Eduardo Borunda

El proceso electoral está a toda marcha… nadie lo detiene. Las definiciones que el Partido Revolucionario Institucional (léase PRI), completaron una oleada de destapes y preregistros. Muchos fuimos los apostadores de una posible terna que estarían en las boletas electorales, sin embargo se caen esos nombres. En primer lugar, se veía a mujeres de alta alcurnia que tenían un planchado para llegar a competir por la presidencia de Juárez, sin embargo, poco a poco se fueron cayendo, una a una sus aspiraciones.
Adriana Fuentes hizo hasta lo imposible por estar en la boleta, no solo opera ella directamente, hubo otros grupos políticos y económicos que la apoyaban. Un destape virtual, la dejaba en el camino. Salió entonces otro gallo, un ex rector de la UACJ que levantó la mano, Jorge Quintana… Sólo un día estuvo en el corazón de quienes deciden el destino de las candidaturas… finalmente, antes de media noche se nombraba a Adriana Terrazas, la hoy virtual candidata de unidad del PRI.
El viernes 19 de enero fue un día de locuras. Los alzados con expediente en mano, pedía e incluso exigían su registro como precandidatos. Muchos tiradores y una sola posición. Algunos muy conocidos (quizá demás) y otros demasiado desconocidos no solo entre la elite partidista del tricolor, sino de la misma sociedad. El expediente en mano, cambiaba de caratula, en lugar de diputado o diputada ahora era la sindicatura, los nombres para las regidurías aún no se sueltan, pero será (eso suponemos) el premio de consolación.
Una definición de esta naturaleza, impacta en los grupos políticos y económicos, hay una fuerte fractura de concretarse el rompimiento de Javier González Mocken. Fractura que puede costarle el acta de defunción para las próximas elecciones a los priistas a menos que haya una operación cicatriz con una operación de tercer nivel (altamente especializada por los que saben de procesos electorales).
Mientras esto pasa en el PRI. El Partido Acción Nacional tendrá su encerrona este 20 de enero para definir a sus candidatos, hasta el momento no hay nada para nadie, sin embargo, no serán muchos los días cuando sepamos por donde irán. La gran diferencia entre cada uno de estos partidos, es que hay una voz que puede orientar el sentir de los panistas y saquen sus candidatos de unidad, no pueden y ni deben sacar sus candidatos a través de una elección abierta, hacerlo, sería una autoejecución (léase – suicidio político). Los nombres aquí van desde la misma Alejandra de la Vega, descartan a Pablo Cuarón, otros señalan al propio Sergio Madero y hasta Carlos Angulo. La verdad ya no saben cuáles serán las jugadas de palacio, están muy silenciosas y no se observan las señales a las que nos tenían acostumbrados los señores feudales de la campiña chihuahuense.
La opción de MORENA, el partido sólo emitió un escueto boletín de prensa hace un par de semanas. En el mismo se señala que habrá candidatos cuando haya que tener. No hay nombres, no hay definiciones. Así que podemos esperar sorpresas en las próximas horas, cuando se venzan los plazos para conocer los candidatos a diputados locales, síndicos y regidores que incluyen las propuestas de los hombres de la ¨esperanza de México”.
En conclusión, el PRI tiene el gran reto de nombrar a sus candidatos sin un líder que los oriente so pena de tener una herida grave en sus resultados electorales y donde todos se sienten con derecho de pedir y que se les dé. En el PAN, al parecer hay un acuerdo tácito para no moverse, se observa que hay un liderazgo metaconstitucional por palacio y al parecer esa unidad y orientación no se romperá. En MORENA, la moneda está en el aire, no se sabe si tendrán un candidato que los meta en la competencia en la cual se antoja no apta para cardiacos. Por lo pronto, a sentarse a ver a los actores de esta contienda electoral y ver el show que presentan. Soy Eduardo Borunda y este es mi comentario de la semana.

GALIMATÍAS

La UACH se transforma.

 

Eduardo Borunda.

 

Paraninfo Universitario. Asistencia abarrotada en un evento en el que la clase universitaria compuesta por directores, líderes estudiantiles, secretarios, directores de área, profesores y representantes sindicales escuchaba el mensaje por el cual se oficializaba un apoyo extraordinario aplicado directamente para becas a estudiantes. Más de 60 millones de pesos directo como subsidio a la educación universitaria.

El rector Luis Alberto Fierro Ramirez, manifestó que nunca en la historia de la Universidad Autónoma de Chihuahua se había dado una aportación de gobierno del estado y que se aplicará directamente a las cuotas escolares. El hecho beneficia a más de 30 mil estudiantes inscritos en la universidad y que representan a 1 de cada 4 universitarios del estado de Chihuahua.

Estas albricias se dan en el contexto de la visita del gobernado Javier Corral Jurado a la UACH. Se destacó el apoyo prometido a la Universidad para hacer realidad el texto constitucional para que no sólo sea laica sino acercarla para que sea gratuita. El anuncio motivó el aplauso de la comunidad universitaria e hizo que el gobernador Corral, se sientiera en casa.

Desde el punto de vista de los actores universitarios, la noticia fue una sorpresa que empezó a ventilarse desde primera hora en los medios electrónicos, se hablaba de la reunión y de la posibilidad de una reducción en los costos de las inscripciones. De tal manera que el ahorro por los estudiantes de la UACH será entre un 30 y hasta un 50% del total de las inscripciones. Además, la otorgación de becas a la excelencia académica para alumnos cuyas calificaciones les permitan tener un mayor porcentaje en los costos finales de su matriculación.

Los compromisos contraídos obligan a replantear los procesos administrativos, establecer nuevos criterios para la otorgación de subsidios, replantear desde lo administrativo el cómo resolver los requerimientos mínimos que el apoyo económico tenían tanto profesores como los propios estudiantes. Por lo pronto, vemos que la Universidad se renueva, se replantea nuevos paradigmas, que no hay marcha atrás en su camino y ello alivia la gran preocupación de miles de padres de familias que veían incierto el ingreso de sus hijos a la Universidad por falta de recursos económicos. La UACH entra en los procesos de  inclusión con los que menos tienen y con los que tienen ganas de hacer, de estudiar y desarrollar una carrera universitaria.

En conclusión, hay nuevas buenas para los estudiantes, el factor económico ayudará a no sufrir por la incertidumbrer de una beca o la imposibilidad de pagar la colegiatura. La Universidad sienta un precedente para mejorar las condiciones de éxito de una carrera universitaria. La Universidad, al ser un ente plural, incluyente permite que sin distinción de la condición económica todos podamos tener la misma oportunidad de ingresar a cursar una carrera profesional, eso nos hace diferente a otras instituciones y nos motiva a estar orgullosos de nuestra calidad universitaria.

 

FRAGMENTOS

Nomás por joder; El deleite de escribir.

Víctor Manuel Reyes Gloria

 

A escribir se aprende por sí mismo leyendo. A escribir no se enseña. No hay escuelas para ello.

Para escribir hay que leer; todos los días; todas las noches. Para escribir bien quiero decir. El estilo, ese es propio, como la huella dactilar. No hay otro como el nuestro. Se puede imitar, pero hasta ahí.

Nace entonces la posibilidad del deleite de leer o escribir cómo una tarde o un amanecer se descolgaban por la pared a la velocidad del aburrimiento para desesperación de los habitantes de algún equis lugar.

Surge también la locura de la descripción del olor o el aroma de la sombra; del olor del miedo como si tal fuera posible. Repentinamente nos da por atender a una pesada sombra que no podía sostenerse de pie al ritmo de su amo como si fueran autónomos uno del otro.

Para escribir, para lograr una línea debe comenzarse a hacerlo.
Las musas existen, estoy seguro, pero debemos provocarlas, inquietarlas, retarlas a que lleguen.

Escribir es en sí mismo un placer, un deleite. Para hacerlo con tino, hay que leer primero; leer y leer hasta entender cómo se logra que la línea camine con nosotros. En las oraciones debe haber ritmo y cadencia; una vez logrado lo anterior hay que dejarse llevar por la pluma; no detenerla, no frenarla; por el contrario, estimularla para que vaya más aprisa y logre sacar todo lo que lleva dentro quien escribe.

No se si esto ya lo había dicho; pasa que la idea es recurrente. Seguro que lo que algunos disfrutamos, también deseamos que otros puedan hacerlo.

 

GALIMATÍAS

Surrealismo político y electoral

 

 

Eduardo Borunda.

 

 

En México vivimos una especie de sueño surrealista. Es la decir, la imaginación y lo racional no tienen cabida en una verdad expresadas en las imágenes que vemos. Ese es el momento del proceso electoral que vivimos… son tiempos de precampañas surrealistas. Trataré de explicarme, ya que lo que nuestros ojos ven son campañas politicas en busca del voto ciudadano las cuales son presentadas por los partidos políticos como precampañas. Si analizamos los contenidos de los mensajes, de los contenidos de los spot, de los contenidos de los discursos, de los anuncios panorámicos y banner que empiezan a saturar nuestro alrededor, lo que vemos son campañas disfrazadas de precampañas. Surrealismo puro.

No existe ningún problema, el surrealismo político es válido, está presente en nuestras vidas, sin embargo, me pregunto entonces ¿Para que hacer precampañas si no harán precampañas? Es es un dato que deberán analizar los diputados y senadores de la próxima legislatura, no podemos fingir cosas que no existen en la realidad ni imaginar cosas que no existen como los unicornios blancos. Urge una revisión a fondo de la reforma electoral que hoy nos ocupa ya que este es sólo uno de los temas de los muchos que tiene el proceso electoral del 2018.

Dentro de la dinámica que expreso con este término, el surrealismo alcanza niveles inmejorables de poca credibilidad. El caso del niño huichol, Yauwi López, quien hace de un video una carrera en los medios de manera ascendente, aunque ya había participado en un “reallity show”. Aquí el partido de Movimiento Ciudadano, se lleva sin tener un mensaje político las palmas de oro, logra a través de una canción posicionar a un partido político. ¿Cómo esta esto? Pues es fácil de responder, es parte del surrealismo que vivimos en México. El éxito, incluso logró colarse a los antros del país, se volvió viral. Sólo en nuestro país.

Pero ¿Quiere más de surrealismo? Pues bien, sin definirse aún nada, el tapadismo y las precampañas son todo y nada. A nivel local, sin convocatorias, sin sorpresas y adelantándonos a la jornada electoral, podemos establecer que los tres actores principales que estarán en la boleta electoral en la presidencia municipal son Alejandra de la Vega, Adriana Fuentes y Armando Cabada. Si las cosas no cambian, esos serán los nombres de la madre de todas las batallas electorales, cuando se enfrenten los grupos políticos y económicos más importantes de la frontera. ¿Dónde más? Claro, sólo en Ciudad Juárez, territorio de experiementos políticos.

Una última pregunta, Usted ¿Qué tan surrealista es Usted al momento de votar? La fecha para saber el desenlace final de esta novela no apta para cardiacos vence el próximo 1 de julio, faltan muchos meses y no sabemos cuál es el final. Por lo pronto a ver las campañas político electorales como espectadores mientras vemos como se dan con todo los que aspiran a un cargo de elección popular.

 

No sabe Trump qué hacer con los dreamers

Rubén Navarrete / Washington Post

Donald Trump escribió el libro sobre el arte del trato. Ahora dice que quiere llegar a un acuerdo con los “dreamers”.

El problema es el programa conocido como Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA). En un giro disimulado sobre la autodeportación, el presidente Obama estafó a 800 mil jóvenes indocumentados para que entregaran sus datos al Servicio de Inmigración y Aduanas a cambio de un aplazamiento temporal. Sin embargo, la única “acción” que se difirió fue la deportación.

Con el tiempo, los “dreamers” podrían haberse dado cuenta de que el presidente demócrata no era el amigo que pretendía ser.

Pero, como de costumbre, Trump hizo la historia de DACA sobre él cuando terminó el programa el año pasado. Si no se hace nada, los “dreamers” podrían ser deportados después de que el programa expire el 5 de marzo.

Curiosamente, Trump había dicho previamente a los periodistas que él “amaba” a los “dreamers” y que los que habían logrado mucho eran “geniales”.

Comentarios como esos ayudan a explicar por qué los “dreamers” han dejado una huella tan grande en el debate sobre la inmigración. Según las encuestas, la mayoría de los estadounidenses no cree que debamos castigar a los jóvenes traídos aquí como niños por las acciones de sus padres o desarraigarlos del único país que conocen.

Esta es la razón por la cual los liberales quieren mantener a los “dreamers” en la mezcla como parte del grupo más grande de los aproximadamente 11 millones de inmigrantes indocumentados en Estados Unidos. También es la razón por la cual los conservadores quieren aislarlos con una ley especial, lo que podría facilitar la deportación del resto de los indocumentados.

Mientras tanto, Trump afirma que apoyará un proyecto de ley que brinde protección legal a los “dreamers”, especialmente si, a cambio, obtiene fondos para un muro propuesto en la frontera entre Estados Unidos y México, y apoyo para la represión de su administración en las llamadas ciudades santuario. También quiere una reforma radical del sistema general de inmigración. El número de inmigrantes legales admitidos en los Estados Unidos cada año se reduciría a la mitad. Y también se pondría fin a la práctica que algunos denominan “migración en cadena” mientras se da un trato preferencial a los inmigrantes calificados y educados.

Lo que Trump está pidiendo no tiene nada que ver con “dreamers”. Se trata de dar forma a la política de inmigración de EU en el futuro.

Por lo tanto, si los Dreamers pueden lograr que Trump y el Congreso mejoren DACA al otorgarles un estatus legal permanente, incluso si no incluye la ciudadanía, sería sabio tomar el trato.

Sin embargo, aparte de servir a los estrechos intereses de los “dreamers”, el trato propuesto sería malo para el país. Y los términos seguramente serán perjudiciales para el debate sobre inmigración.

Los priístas no han aprendido nada…

Por Jorge Ramos Avalos:

Debo confesar que durante años estuve obsesionado con el fenómeno político del dedazo. De joven no podía entender cómo un presidente le pasaba el poder a su sucesor mientras millones de mexicanos veían el cínico espectáculo sin protestar y como si fuera lo más normal.

Ahora Enrique Peña Nieto ha hecho lo mismo. La única diferencia es que su destapado, José Antonio Meade, no tiene asegurada la presidencia.

Los priístas no han aprendido nada. En la selección de Meade no existió ni la menor pretensión democrática. No hubo votaciones ni convenciones. Nada. Peña Nieto sacó su dedo y escogió a Meade. El, religiosamente, le pidió al Partido Revolucionario Institucional (PRI) “háganme suyo”. La caballada lo abrazó y, a cambio, ahora le toca a Meade defender un partido responsable de fraudes históricos, de las masacres de Tlatelolco y de Tlatlaya, y del encubrimiento de propiedades como la colina del perro y la Casa Blanca, entre muchas otras cosas.

¿Trabajar con alguien como Peña Nieto no te hace su cómplice?

La primera pregunta que hay que hacerle a Meade es si investigará, de manera independiente, a Peña Nieto y a su esposa por la compra de una casa de siete millones de dólares a un contratista del gobierno. Me imagino la respuesta.

Me imagino, también, la resistencia de Meade para criticar a un gobierno en el que han asesinado a más de 93 mil mexicanos, en el que desaparecieron a 43 jóvenes de Ayotzinapa y en donde la impunidad rasca el 100 por ciento. Meade, aunque fuera un santo, nunca podrá zafarse de ese abracito de lado, con palmaditas, que le dio Peña Nieto cuando se anunció que iba por la presidencia.

Una amiga que conoce bien a Meade me llamó para decirme que es una persona muy capacitada. Quizás. Pero el punto no es ese. Lo escogieron de una manera antidemocrática y está mortalmente ligado a Peña Nieto.

Hace 18 años que no había un dedazo en México. El último fue en 1999 cuando el presidente Ernesto Zedillo aprobó la candidatura de Francisco Labastida. En esa ocasión, por lo menos, hicieron un teatrito. Labastida ganó más votos que su contrincante dentro del mismo partido pero, aún así, hubo que esperar la bendición tradicional del presidente.

Lo asqueroso del dedazo de Peña Nieto es que ni siquiera buscó el apoyo de otros. ¿Para qué? Me recuerda tanto los dos dedazos de Carlos Salinas de Goartari; primero por Luis Donaldo Colosio y luego por Ernesto Zedillo. Burdos y totalmente personales.

Lo que está muy claro es que en México todavía existe un grupito que cree que puede perpetuarse en el poder por sus contactos personales y con las prácticas más oscuras. Seguramente ya llevo muchos años en el extranjero y se me ha olvidado cómo funcionan las cosas en México. Pero en Estados Unidos, por ejemplo, sería impensable que un candidato ganara la nominación de su partido -Demócrata o Republicano- solo porque así lo quiso el presidente en turno. Ni Donald Trump hubiera podido hacer eso.

Para Peña Nieto este dedazo (versión 2017) era la mejor opción y no me sorprendería que intentara usar recursos del gobierno para apoyar la campaña de Meade. La principal preocupación de Peña Nieto es que el próximo presidente lo vaya a investigar por corrupción o por no proteger los derechos humanos, y que sea el primer expresidente mexicano en una cárcel. Por eso necesitaba a un candidato incondicional y, aparentemente, lo encontró en Meade.

Pero quizás ni eso salve a Peña Nieto. Primero, su candidato tendría que ganar y eso está por verse. Segundo, los candidatos presidenciales en México son famosos por traicionar a quien los escogió (¿o ya se les olvidó lo que le pasó a Salinas de Gortari durante la presidencia de Zedillo?). Y tercero, las faltas de Peña Nieto son tan grandes que nada ni nadie podrá defenderlo. Ya es hora que los expresidentes empiecen a sentir un poquito de miedo.

Esta terrible falta de cultura democrática no es exclusiva del PRI. Si cualquier otro partido en México da un dedazo -o peor aún, un autodedazo- habrá que denunciarlo con la misma fuerza.

El dedazo es la mayor señal de arrogancia del viejo sistema político. El primero de julio del 2018 los mexicanos decidirán si quieren más de lo mismo. Y el PRI ya nos dio un adelanto.

Últimas Noticias

Registran otras cinco muertes por Covid-19, cifra se eleva a 77 en EP

El Departamento de Salud Pública (DPH) de la Ciudad de El Paso informa cinco muertes, 4 hombres y una mujer, de COVID-19, lo que...

Republicanos dan buena noticia sobre nuevo plan de ayuda económica por coronavirus

Por: El Diario de New York Es posible que la Ley Héroes, que contempla $3 billones de dólares de ayuda económica, no sea aprobada en el...

Suman mil 831 contagios confirmados de COVID-19 en 36 municipios del estado

-         Se agregaron 74 nuevos casos, de los cuales 35 fueron para Juárez y 38 para Chihuahua, lo que indica que la capital está llegando...