El secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, presentó los detalles del Semáforo Amarillo Seguro que entrará en vigor a partir del lunes 18 de enero, con la ampliación de aforos y la apertura de gimnasios, templos, cines, salones de baile y spa.

No obstante, la actividad en casinos, bares, antros, teatros, museos, centros culturales y la educación presencial, seguirá suspendida.

Fernández Herrera dijo que se trabaja para incorporar pronto a las actividades económicas que aún permanecerán cerradas debido al alto riesgo que representan, pero generan un importante número de empleos.

Explicó que el avance al color amarillo del semáforo de riesgo COVID se acordó con una base científica, al revisar el comportamiento de la pandemia, en términos de su propagación en comparación de la capacidad hospitalaria.

“Juntos debemos hacer esta transición de manera cuidadosa y responsable, para mantener la mejoría y evitar retrocesos como el que ocurrió en octubre pasado, (que es una) tragedia que no queremos repetir”, exhortó.

De esta manera, el funcionario expuso los detalles del Amarillo Seguro, en las diversas actividades en la entidad.

La industria aeroespacial y automotriz permitirá un aforo del 80 por ciento y podrán aumentar su aforo hasta el 100 por ciento, siempre y cuando tengan una certificación de la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, anunció.

Además, las industrias que alcancen la certificación podrán seguir operando independientemente del cambio de color, precisó.

En el caso de las tiendas comerciales, se modificaron los aforos de acuerdo a los metros cuadrados, esto permitirá que tiendas de mayor capacidad reduzcan las filas en el exterior, añadió.

“Les vamos a pedir que adentro de las tiendas, hagan señalización para que provoquen que la gente camine en diversos sentidos y esto evite que se hagan bolas o aglomeraciones en espacios pequeños”, indicó.

La industria considerada no esencial tendrá un aforo del 60 por ciento, sin embargo, en caso de recibir la certificación de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social podrá aumentar su aforo al 100 por ciento.

Los hoteles podrán tener un aforo del 60 por ciento en habitaciones y 50 por ciento de aforo en áreas comunes, sin embargo, sus restaurantes, bares y gimnasios deberán apegarse a la normatividad general para los mismos.

En el caso de los restaurantes, indicó que el aforo aumentará de 35 a 50 por ciento, tanto en las áreas internas como en las terrazas: “cabe aclarar que es una actividad de alto riesgo porque no hay forma de estar en uno, con cubrebocas”.

Por el momento –agregó- se incrementará una hora más su operación, de manera que entre semana podrán cerrar a las 10 de la noche y en fines de semana a las 11:00 de la noche, sin restricción en la venta de bebidas alcohólicas.

Explicó que los bares y antros permanecerán suspendidos.

Los casinos siguen suspendidos, aunque ya están listos los protocolos y solo falta socializar las reglas básicas de operación, pues si limitan ciertas actividades puede ser un lugar de bajo riesgo, y es importante su reapertura pues generan un gran número de empleos, comentó.

En el caso de los spas que permanecían cerrados, se permitirá el aforo al 50 por ciento, pero se pide que no se saturen, y cumplan las medidas higiénicas, con protocolos de higiene, medidas preventivas y de sana distancia, así como la sanitización posterior a la atención, sin sala de espera y con cita previa.

Los museos, teatros y centros culturales, e igual que las bibliotecas no podrán abrir aun: “insisto, este es un gobierno que privilegia la cultura, pero les pedimos que nos esperen un poquito más, porque no queremos abrir todo al mismo tiempo”.

Indicó que los salones de eventos, haciendas y granjas podrán abrir, solo que únicamente con un aforo máximo de 100 personas y sin consumo de alcohol, ni áreas infantiles.

“Normalmente el principal tipo de eventos que se hacen en los salones, son bodas, bautizos, fiestas sociales en donde hay alcohol, se reúnen 100, 200 o 300 personas y se da el fenómeno del súper contagio, una persona enferma en una boda puede dejar muchos contagios”, indicó.

Explicó que en parques y plazas, que se mantenían cerradas, podrán recibir un aforo de hasta el 50 por ciento, sin embargo, exhortó a la población a no aglomerarse: “si vemos mucha gente, no vayamos, y hagamos ejercicio siempre con cubrebocas”.

Los comercios locales deben indicar su aforo y podrán trabajar al 50 por ciento, además podrán trabajar en el horario habitual, mientras que los tianguis, ambulantes y semifijos podrán trabajar al 50 por ciento.

No obstante, el secretario de Salud pidió que marquen sus accesos con las líneas de flujo que deben seguir las personas que ingresen, así como un anuncio visible sobre el aforo máximo que debe haber.

Los locales dentro de los centros comerciales, subirán del 35 al 50 por ciento, para evitar las largas filas, y se amplía el horario para dispersar a las y los clientes, dijo.

Cada comercio debe tener rutas de flujo interior, se deben cancelar las áreas comunes y atracciones, además deberán permanecer suspendidas las áreas de comedor, señaló.

Las iglesias podrán abrir con su aforo del 30 por ciento, con un máximo de 100 personas, y deben cumplir con los protocolos de higiene, medidas preventivas y de sana distancia.

Advirtió que un cambio importante en este nuevo semáforo, es que se autorizarán celebraciones como bautizos, confirmaciones, bodas y otros, siempre y cuando cumplan el aforo y den aviso a la Secretaría de Salud.

Destacó que los cines quedarán abiertos con un aforo al 30 por ciento, pues ya se definieron los protocolos.

Señaló que los eventos masivos seguirán suspendidos, tanto cerrados como al aire libre, mientras que los eventos privados, como en casa, no deben ser mayores a 10 personas concentradas en un mismo lugar.

Otra de las nuevas actividades que se permitirá es la visita a centros de Reinserción Social (ceresos), pero no del tipo conyugal.

Para las estancias de adultos mayores y asilos, aún no se permitirá la entrada porque el riesgo de muerte del grupo de edad hospedado, es mayor al 50 por ciento, advirtió.

“Tienen que empezar, a ver la manera de colocar un acrílico en la sala de espera, para que las personas puedan visitar a sus adultos mayores”, sugirió el titular de la Secretaría de Salud Chihuahua.

También se mantendrá suspendida, la educación regular presencial, es decir, el docente frente al grupo, pero sí podrán autorizarse otras actividades académicas, como los servicios, siempre y cuando tengan definidos protocolos de prevención.

Los servicios gubernamentales, esenciales y no esenciales operarán al 100 por ciento, con base en lo publicado en el Diario Oficial de la Federación, señaló.

Una novedad para el semáforo Amarillo Seguro, es la desagregación del riesgo por actividad física, que elaboraron en conjunto el Instituto Chihuahuense del Deporte y representantes de la iniciativa privada, resaltó.

“Se elaboró un documento que se anexará al acuerdo, para definir una serie de protocolos de acuerdo a la actividad deportiva en cuestión, por ejemplo, cuando hablamos de gimnasios, no es igual uno de box que uno de yoga, y ahora se especifican claramente las restricciones y los protocolos que cada uno deberán seguir”, expuso.

El secretario de Salud, Eduardo Fernández Herrera, recalcó que gracias a las medidas prevención instituidas por el Gobierno del Estado, así como la disciplina y el seguimiento con que la población las ha seguido, Chihuahua es una de las entidades con menor índices contagios de COVID-19.

Observó que bajo tal circunstancia, el Consejo Estatal de Salud aprobó la transición al Semáforo Amarillo Seguro, cuyas disposiciones y reglas se publicaron este sábado 16 de enero en el Periódico Oficial del Estado, para entrar en vigor a partir del lunes 18.

“Juntos debemos hacer esta transición de manera cuidadosa y responsable para mantener la mejoría, y evitar retrocesos como el que ocurrió en octubre pasado, tragedia que no queremos repetir”, destacó Fernández Herrera.

El control más eficiente del riesgo epidemiológico, será posible si todas y todos hacemos lo que nos toca, advirtió.

Mencionó que diversos sectores sociales, académicos y empresariales mantienen un gran esfuerzo para conservar su tarea, en el marco de la contingencia sanitaria.

“No hay chihuahuense que no haya sido afectada y afectado por esta pandemia, pero el rigor de las medidas que hemos implementado en el estado, y el modo responsable con el que las y los chihuahuenses las hemos seguido, ha dado resultado”, destacó Fernández Herrera.

Recordó que el día de ayer el Gobernador Javier Corral anunció la transición al Amarillo Seguro, acordado en sesión del Consejo Estatal de Salud.

Esta decisión se toma con base científica, particularmente del comportamiento que ha seguido la pandemia en la propagación del virus, y nuestra capacidad hospitalaria, explicó Fernández Herrera.

“Juntos debemos hacer esta transición de manera cuidadosa y responsable para mantener la mejoría, y evitar retrocesos como el que ocurrió en octubre pasado, tragedia que no queremos repetir, concluyó.