EL PASO, Texas – Un ciudadano estadounidense de 64 años, Álvaro Castillo, inicialmente encontrado por los oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza de EE. UU. destacamentados en el puerto de entrada de Presidio el 12 de octubre de 2019, fue declarado culpable de producción, transporte y posesión de menores pornografía.

El incidente inicial ocurrió aproximadamente a las 12:30 a.m. cuando el sujeto llegó desde México con dos pasajeros. El oficial principal de CBP seleccionó el vehículo para una inspección secundaria, en la cual los agentes de CBP descubrieron un revólver Magnum .357 escondido dentro de dos pares de pantalones, 302 rondas de municiones escondidas en una olla a presión y una pequeña cantidad de marihuana.

Una entrevista posterior del sujeto tuvo lugar junto con una inspección más detallada de los efectos personales del sujeto. Los agentes especiales de HSI respondieron al puerto de entrada y una búsqueda preliminar del teléfono de Castillo reveló la pornografía infantil. El tema fue entregado a los agentes especiales de HSI, para continuar con la investigación y el caso.

Como resultado de la investigación de HSI, poco más de un año después, un jurado federal ha declarado culpable a Álvaro Castillo de tres cargos de producción de pornografía infantil; un cargo de intento de producción de pornografía infantil; un cargo de transporte de pornografía infantil; y un cargo de posesión de pornografía infantil.

Durante la investigación se encontró que Castillo viajó a Guatemala y se grabó en video abusando sexualmente de una víctima de 13 años.

“El esfuerzo de colaboración entre los oficiales de CBP y los agentes de HSI condujo a la condena de un hombre que cometió un crimen atroz”, dijo el director de operaciones de campo de El Paso, Héctor A. Mancha. “La misión de CBP abarca muchos factores, pero proteger a nuestra comunidad es de máxima prioridad”.