• El presidente electo sigue firme en impulsar nuevos pagos mínimos de $1,200 para individuos y familias

En medio de una discusión virtual este miércoles con trabajadores de salud en primera línea, el demócrata consideró que llegar a un acuerdo sobre nuevos pagos de estímulo será más fácil a partir del próximo año ya que los republicanos no tendrán la presión de Trump sobre sus hombros o el temor a “retribución por parte del presidente”.

Biden, que juramentará al cargo el 20 de enero y la nueva Legislatura en Washington el 3 de enero, agregó que una segunda ronda de cheques será una prioridad una vez asuma el cargo.

Dos días antes, Biden compartió un tuit en su cuenta en el que también menciona el tema de la ayuda por coronavirus.

Biden dijo este lunes que el Congreso federal se debe unir “ahora mismo” para aprobar una legislación de alivio económico por coronavirus como “HEROES Act”.

“Ahora mismo, el Congreso se debe unir y pasar un paquete de alivio por la COVID como ‘HEROES Act’ que la Cámara aprobó hace seis meses. Una vez acabemos con el virus y le enviemos alivio económico a trabajadores y negocios, entonces podremos reconstruirnos mejor que nunca”, indica el mensaje del político en Twitter.

Las negociaciones entre Nancy Pelosi, portavoz de la mayoría en la Cámara de Representantes, y el portavoz de la Casa Blanca, Steven Mnuchin, no se han retomado desde que pasaron las elecciones.

Mientras que el contraparte de Pelosi en el Senado, Mitch McConnell, insiste en un paquete de unos $500,000 millones de dólares.

Esa cifra está muy por debajo de la que respaldan los demócratas liderados por Pelosi: $2.2 billones.

McConnell, quien previo a los comicios había permanecido ausente y bastante silente del debate público sobre el tema, lo retomó tras prevalecer en la contienda electoral.

“Anoche, acordaron sentarse a la mesa de las negociaciones y los asesores se reunirán hoy o mañana para empezar a ver si podemos obtener una ley de alivio por el COVID-19 que sea realmente buena”, declaró Schumer, líder de la minoría en el Senado.

“Así que ha habido un poco de progreso, que se refleja en el hecho de que la gente de McConnell por fin se ha sentado a hablar con nosotros”, agregó.

Sin embargo, el informe de Telemundo que menciona a asesores demócratas y republicanos destaca que Schumer pudo haber exagerado sus expresiones, ya que las partes enfocan la discusión en una nueva resolución que evite un cierre de Gobierno a partir del 11 de diciembre si no se aprueba nuevo financiamiento.

Lo que ha estado claro desde hace meses es que McConnell ni los demócratas han querido ceder en el tema de los montos de las legislaciones. Particularmente, el senador por Kentucky, no ha presentado medidas que incluyan una nueva ronda de cheques.

Otro asunto que no debe pasar por alto es que las proyecciones anticipan un Senado bajo el control republicano, lo que representaría un escollo para darle paso a una ley de estímulo bipartidista y más cuantiosa.