EL PASO, Texas – Oficiales de Aduanas y Protección Fronteriza adscritos en el cruce internacional del Puente de las Américas, incautaron una gran cantidad de metanfetamina el jueves por la tarde.

La incautación se realizó justo antes de las 2 p.m. cuando un camión de gran tamaño ingresó a las instalaciones de carga comercial del puerto de entrada del Puente de las Américas desde México. Los oficiales de CBP seleccionaron el envío para una inspección

Se descubrieron más de 90 libras de metanfetamina dentro de una maquinaria que se manifestó como un separador magnético industrial.

Una unidad canina alertó sobre la presencia de narcóticos y una imagen de rayos X reveló anomalías sospechosas dentro del equipo. No se dijo del arresto de personas pero el caso sta bajo investigación.

“La creatividad de un traficante de drogas al tratar de ocultar su contrabando en un envío comercial como este se descubre al aprovechar todos nuestros recursos y ninguno es tan importante como la experiencia y persistencia de un oficial”, dijo Héctor Mancha, Director de Operaciones de Campo de CBP El Paso.

Por otra parte agentes de la Patrulla Fronteriza que trabajaban en el puesto de control de inmigración de la autopista 62/180 de EE. UU. Hicieron un descubrimiento peligroso mientras inspeccionaban un vehículo. Los agentes estaban interrogando a los ocupantes de un sedán Cadillac cuando notaron que el conductor y el pasajero se ponían visiblemente nerviosos.

Actuando sobre sus sospechas de posible actividad ilícita, los agentes iniciaron una búsqueda del vehículo. Al abrir el baúl descubrieron a una ciudadana mexicana escondida dentro. Todos los sujetos fueron detenidos para su procesamiento.

En otra de las acciones los oficiales destacamentados en el puesto de control I-10 al oeste de Las Cruces, NM, encontraron un vehículo con dos pasajeros. Durante la inspección inicial, los agentes de la Patrulla Fronteriza supieron que el vehículo había sido reportado como robado.

Los agentes de la Patrulla Fronteriza tomaron la custodia de los hombres, ambos ciudadanos estadounidenses con antecedentes penales. Los hombres y el vehículo fueron entregados a la Policía del Estado de Nuevo México.

Es importante tener en cuenta que un arresto o una denuncia penal es simplemente un cargo y no debe considerarse evidencia de culpabilidad. Los sujetos se presumen inocentes hasta que se pruebe su culpabilidad en un tribunal de justicia.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza -CBP- alentó a los ciudadanos a denunciar actividades sospechosas a la Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos mientras permanecen en el anonimato llamando al 1-800-635-2509 sin cargo.