To infect a person and cause disease, viruses need to get inside individual human cells and reproduce. After a virus particle (called a virion) overcomes the cell’s defenses and enters the cell’s control center, it hijacks cellular machinery to churn out copies of itself. The copied virions burst out and invade other cells, spreading the infection. The new coronavirus that’s causing the global pandemic, called SARS-CoV-2 (the bristly-looking ball in the middle of the image), targets pneumocytes, the respiratory cells lining air sacs in the lungs. To gain entry, SARS-CoV-2 uses a molecular “key” called a spike glycoprotein (the triangle-shaped protrusions from the virion’s surface) to open a pathway into the pneumocyte’s interior. SARS-CoV-2’s spike proteins — its keys — fit a specific “lock” (technically known as a receptor, and in this case, the ACE2 receptor) on a pneumocyte cell’s surface. The ACE2 receptors are the small pink nubs just below the floating SARS-CoV-2 ball. When lock and key (spike protein and ACE2 receptor) connect, the virion gains entry and begins its destructive work. Scientists recently figured out the shape of SARS-CoV-2’s key and the ACE2 lock on respiratory cells’ surfaces. That knowledge could lead to treatments for infected patients, or a vaccine that would block infection.

Por quinto día consecutivo, el estado de Chihuahua se mantiene con seis casos positivos por contagio de COVID-19, informó José Valenzuela Zorrilla, director Médico de la Secretaría de Salud en la Zona Norte.

En rueda de prensa virtual, dijo que las seis personas que han salido positivas en los exámenes de laboratorio, se encuentran en buen estado de salud en sus hogares, cuatro en Ciudad Juárez y dos en la capital del estado.

Destacó que la situación en Chihuahua se mantiene gracias a las medidas adoptadas, no solo en el estado sino en el país, para mantener la sana distancia y quedarse en casa, además de las estrategias de contención que se han implementado.

“Esto es una gran ventaja respecto a otros países, porque tenemos la gran oportunidad de impactar con las acciones que cada uno está tomando en casa, precisamente no saliendo, no teniendo contacto con otras personas, puesto que es la oportunidad del virus de pasar de persona a persona e invadir a la población”, explicó.

En el ejercicio de comunicación diario que Gobierno del Estado mantiene con los chihuahuenses, el médico indicó que el número de casos sospechosos actualmente es de 11, de los cuales 9 radican en la ciudad fronteriza y el resto en la ciudad de Chihuahua

Agregó que el acumulado de casos que han resultado negativos en laboratorio es de 37 y hay un total de 62 personas actualmente bajo seguimiento.

Valenzuela Zorrilla señaló que la medida de quedarse en casa no es solo para protegerse a uno mismo, también a la madre, al padre, abuelos o tíos de alguien más y ese alguien también está haciendo lo mismo para proteger a los demás, cuando no sale de su hogar.