“Quédese en casa, trabaje seguro” – Stay Home, Work Safe-, es la nueva iniciativa emitida por las autoridades de la Ciudad y el Condado, la cual ordena a los ciudadanos no salir de casa para evitar la propagación del coronavirus.

La medida, dada a conocer este martes por los lideres de la ciudad, entrará en vigor a partir de este martes a las 11:59,  quien incumpla será multado con una cantidad menor a los 1000 dólares o llevado a prisión por hasta 180 días.

El alcalde de El Paso, Dee Margo, el juez del condado Ricardo Samaniego y el Dr. Héctor Ocaranza, de la Autoridad de Salud, anunciaron la orden de permanencia en el hogar, la cual permanecerá hasta nuevo aviso.

En su intervención el alcalde Dee Margo, dijo:  “Esto no es una ley marcial…pero son vidas de las que estamos hablando, es una decisión dificil pero necesaria”, expresó luego de destacarse que en esta nueva iniciativa se permitirían caminatas y activiades al aire libre con un distanciamiento social correcto.

La restricción de salida se dijo se impone a todos los residentes del Condado de El Paso, excepto aquellos que realizan actividades esenciales o trabajadores de negocios y agencias gubernamentales. Todas las empresas no esenciales deben cerrar, se apunto.

“Es un paso necesario que debemos tomar para proteger a la comunidad”, explicó Ocaranza en una conferencia de prensa. “No podemos permitirnos abrumar nuestros servicios de salud”.

El Paso tenía 11 casos confirmados hasta el martes, sin incluir cuatro casos adicionales reportados en Fort Bliss, comentó.

La orden municipal entra en vigor de manera simultánea con otras ciudades texanas como San Antonio, Houston, Dallas y Austin.

Mientras tanto, el Departamento de Salud Pública de El Paso también anunció una nueva línea directa para responder preguntas sobre virus: (915) 212-6843 o (915) 21-COVID.

La línea directa atenderá llamadas de 7 a.m. a 8 p.m. De lunes a viernes y de 10 a.m. a 6 p.m. en los fines de semana.

La ciudad dijo que el nuevo sistema permitiría que el centro de atención telefónica 2-1-1 se centre ahora en derivaciones a servicios para aquellos afectados por el cierre de negocios y el desempleo.

“Esta nueva línea directa se centrará en responder preguntas sobre la enfermedad en sí misma e información crítica sobre el impacto de COVID-19 para los miembros de nuestra comunidad”, dijo Ruth Castillo, gerente de preparación del departamento de salud.