La necesidad alimenticia que priva entre la comunidad paseña ante la pandemia del coronavirus en la región personal de los Bancos de Alimentos de El Pasoans Fighting Hunger -EPFHFB-, han entregado miles de despensas a los residentes en la última semana de haberse declarado el estado de emergencia.

“Hemos visto una gran necesidad de comida y nos hemos organizado con el personal de otros centros para atender la demanda comunitaria”, afirmó  Alejandro Durán, director de Comunicaciones de El Pasoans Fighting Hunger.

Afirmó que la entrega de despensas se ha triplicado en comparación a las realizadas fuera de esta contingencia. “Hemos visto una gran necesidad de comida y nos hemos organizado con el personal de otros centros para atender la demanda comunitaria”, afirmó el directivo.

Señaló que las despensas están surtidas con frijol, arroz, pastas, frutas, verduras , leche y dependiendo del inventario se anexa pollo, carne de res o puerco alimentos suficientes para alimentar a una familia.

Externó que en respuesta a la emergencia del Covid-19 el equipo de EPFHFB inició la distribución de despensas el pasado 24 de marzo entregando cajas de alimentos.

“Estoy muy agradecida con el personal porque estos alimentos nos caen del cielo. Muchas gracias a todos ellos”, dijo visiblemente emocionada mientras miraba a sus hijos que revisaban la despensa en el asiento trasero de su auto.

Ella, al igual que muchos hombres y mujeres han sido afectados por la emergencia nacional al perder su empleo, “Pues al cerrar los negocios me quedé sin trabajo”, comentó quien laboraba en un restaurante hasta la semana pasada.

Durán dijo que tan sólo en los últimos dos días – lunes y martes- repartieron 9 mil 42 cajas, entre los cinco bancos de alimentos, a más de 8 mil 800 personas.

Comentó que ante tal eventualidad se requiere del apoyo comunitario ya sea en contribuciones en dinero o bien sumarse al equipo de voluntarios para atender a las miles de personas que acuden a diario.

Agregó que dentro de la entrega no se pide ningún requisito a los solicitantes sólo se les pregunta su nombre, dirección y cuantos ocupantes viven en esa casa .

“Dependiendo del número de personas se les entrega una o dos cajas” comentó Durán tras agregar que la entrega es para todos los necesitados sin importar su situación migratoria.

Indicó que las personas interesadas en adquirir una despensa deben acudir a uno de los cinco centros en un horario de 10 de la mañana a dos de la tarde, de lunes a viernes.

“Los voluntarios son la columna vertebral de nuestra operación, ya que nos permiten proporcionar alimentos a todos los que puedan sentirse asustados o nerviosos durante este tiempo incierto en nuestra nación”, dijo el especialista en comunicación social, luego de invitar a la comunidad que se una a la causa.

Asimismo pidió a las personas que no pueden ser voluntarias a que ayuden a EPFH con donaciones monetarias ingresando a www.elpasoansfightinghunger.org/donate o por mensaje de texto enviando un mensaje de texto a FeedingElPaso al 243725. Un dólar equivale a 7 comidas.

Los bancos de alimentos están ubicados en: Noreste:  Katie’s Pantry – 4801 Sun Valley; Central: Kelly Center for Hunger Relief – 915 N. Florence, en el cual se distribuirán de martes a viernes de 10 a.m. a 2 p.m. y los sábados de 9 a.m. a 12 p.m.

En Lower Valley: Camino de Vida – 7822 San Jose Rd.; El Pasoans Fighting Hunger – 9541 Plaza Circle, en donde la distribución es de 9 a.m. a 3 p.m. y en el Oeste: Abundant Living Faith Center West – 7100 N. Desert Blvd.

Para más detalles, se dijo, las personas interesadas deben visitar la pagina web: www.elpasoansfightinghunger.org o llamar al (915) 298-0353.