Directivos del Instituto de Ciencias Sociales y Administración y representantes de alumnos acordaron implementar una serie de medidas para  que los estudiantes que realizan venta de alimentos en el campus puedan continuar con su actividad sin afectar el orden universitario.

Entre los acuerdos a los que se llegaron en una reunión se encuentra el levantamiento de un censo de los alumnos que realizan la comercialización de alimentos.

Además podrán realizar esta actividad solamente estudiantes regulares y de tiempo completo, se les asignará un lugar y un gafete para evitar que personas ajenas a la comunidad estudiantil ingresen al campus.

Los estudiantes recibirán un curso para certificarse en el manejo de alimentos y se comprometerán a mantener limpio el espacio donde realizarán sus ventas.

A estos alumnos se les ofrece además por parte de la institución la oportunidad de una beca trabajo para que puedan tener un ingreso sin que afecte sus actividades académicas.

En la reunión en la que se tomaron estos acuerdos participaron el director del instituto, Alonso Morales Muñoz, los jefes de los Departamentos de Ciencias Sociales y Ciencias Jurídicas; Servando Pineda Jaimes y Joaho Bogart Acosta, respetivamente, y un grupo representativo de los alumnos y que estuvieron encabezados por Fernando Carrillo Hernández, alumno del Programa de Licenciatura en Seguridad y Políticas Públicas.

Acordaron que en el resto de la semana se suspenderá la venta de alimentos mientras se realiza el censo, se elaboran los gafetes, se asignan los lugares y se organiza el curso para la certificación en el manejo de alimentos, a fin de que el próximo lunes puedan reanudar esa actividad.

Indicaron los estudiantes que con la venta de alimentos y golosinas se ayudan económicamente para asistir a la universidad, comprar sus libros y el pago del transporte.

Con el censo y la identificación a través del gafete se busca que no se desvirtúe ese objetivo, sino que sea efectivamente para beneficio de los alumnos.

El grupo de alumnos dijo que a través del diálogo con las autoridades se llegó a este acuerdo, sin necesidad de realizar movilizaciones de presión. Esta reunión se llevó a cabo en el mediodía en las oficinas de la dirección del ICSA.