El pianista internacional Raúl Di Blasio deleitó con su música al público fronterizo durante su presentación en el Teatro Plaza, en el que hizo un espacio para celebrar la vida y lamentar la partida de su gran amigo Francisco Cabral, promotor artístico que lo trajo por primera vez a El Paso hace 25 años.

“Concierto para enamorados’, fue el nombre del recital en el que interpretó y cantó temas clásicos que lo han posicionado como uno de los grandes personajes en la ejecución del piano en países de América, Europa, Asia y Africa. 

En su interlocución con el publico fronterizo y otras ciudades del suroeste de Texas y Nuevo Mexico, charló y bromeó al contar las historias de sus melodías y de los lugares y personas que lo inspiraron.    

“He tenido la fortuna de pisar muchos foros e interactuar con miles de personas… no tengo memoria selectiva pero cada escenario depende del público y el mexicano y mexicoamericano es tan afectuoso, entregado y el tenerlo es una bendición porque no es usual”, expresó el artista previo al inicio del concierto.

Para él pianista de América el escenario depende del público, se puede tener el escenario más grande, más hermoso, más lujoso, que cuente con todos los requerimientos pero si no se cuenta con un público lindo no se logra una buena conexión.

Estoy feliz de estar aquí en la frontera El Paso – Ciudad Juárez, sobre todo en esta época del año en el que celebramos el amor y la amistad. Es algo especial, dijo mientras participaba en la logistica del concierto con sus músicos.

“Lo celebro mucho porque el teatro Plaza es una belleza, y a la vez la época, el tiempo y la gente querida tan entusiasta de ambas ciudades y otras regiones circunvecinas harán un concierto especial. Estoy muy contento”, tras enfatizar que en todos sus presentaciones revisa junto con su equipo técnico y musical cada detalle.

La gente se merece un concierto de calidad por ese esfuerzo tan grande que hacen para asistir, los profesionales que viajan conmigo y que tengo la suerte de que estén conmigo no dejan nada librado al azar.

El experto en la interpretación de la música instrumental afirmó que desde sus inicios le gustó compartir el escenario con su público porque le queda claro que la gente quiere conocer al personaje, a la persona y quiere compartir con el individuo que toca al piano. Las personas que quieren escuchar al pianista tienen un disco o DVD y loe escucha en la casa.

“ A mí me encanta compartir con la gente. Yo les entrego mi vida a través de las historias y eso combinado con humor y drama lo hace único. Yo lo defino así: cada canción tiene una historia y cada historia tiene una canción. Yo recibo a mi gente con el amor de siempre, con la gratitud de siempre”, dijo el también el compositor , originario de Zapala, Neuquén, Argentina.

Como ya es su costumbre previo y durante el concierto el afamado pianista entregó rosas rojas a su público y en un momento de su repertorio paró para celebrar la vida de su amigo Cabral y dar el pésame a la familia, con la cual el año pasado convivió con ellos.

“Ahora es un día triste, lamento mucho su partida. Lo recuerdo con un cariño enorme, la ultima vez que lo vi se veía muy bien”, comentó tras aseverar que nadie es dueños del futuro para nada.   

De igual forma envío su pesar a los familiares de las víctimas que murieron en la masacre de Walmart por ser un suceso que ha marcado la ciudad, que ha marcado el destino de muchas personas,  y el estar aquí no se puede dejar de lado destacar el valor a la vida.

“Hoy es un día de romanticismo, de esperanza de aquilatar los que somos y lo que tenemos”, indicó tras enfatizar que hay que saber aquilatar, aprovechar con medida y mesura el que hoy estemos aquí. Con amor y unidad todo se supera.

En su descripción como persona y artista dijo que ha sido un hombre que le ha gustado la aventura, su hiperactividad lo llevó a salir de su natal Argentina para que de cada rincón del mundo fuera su casa.  

“Hay lugares que te marcan que significan la salida de  Argentina. El viajar por el mundo se dio porque soy un aventurero, siempre fui un viajero empedernido, muchos me dicen el gitano del piano”, expresó visiblemente nostálgico.

Aunque a lo largo de su trayectoria a viajado alrededor del mundo países como Chile, México, Puerto Rico han sido naciones que han marcado su vida. 

“Gracias a ustedes a los medios, a las redes sociales, el mundo es mi casa. Yo toco aquí y en un mes lo haré en Egipto, Arabia Saudita, Japón, España. La música no tiene límite, nunca la ha tenido y mi piano tampoco”.

Recordó que aunque inició su formación bajo el genero clásico la música popular es la que le ha dado la satisfacción profesional y personal a lo largo de su trayectoria como pianista por ser un hombre cercano con la gente.

“El género clásico es un género fantástico pero a la vez un genero tremendamente exigente en el tiempo en la manera de vivir. Soy realista. Las condiciones que yo tenía para dedicarme al género clásico no eran en mi juventud las necesarias como para incursionar en ese camino pero el género clásico fue el que me sirvió para tocar mi piano”, explicó.

A sus 70 años de vida y 62 con la interacción de los teclados Raúl Di Blasio, afirmó que en su filosofía de vida siempre hay un antes y un después de cada momento, y por el momento en su concepción no piensa dejar su profesión.

“Retirarme es una palabra que no existe, Dios dirá de que manera, como y cuando pero por mi yo seguiré tocando”, concluyó el compositor de los éxitos como ’corazón de niño’; ‘Melissa’’; ‘Gitano’  y quien en este encuentro con sus amigos, como él les llama, estuvo acompañado por la soprano Barbara Padilla.