Tres sicarios, dos de ellos menores de edad, fueron capturados por la Policía Municipal acusados del asesinato de un adolescente perpetrado en la colonia Andrés Figueroa.

Los delincuentes, miembros de la pandilla “Artistas Asesinos” fueron identificados como Mario Alberto M. D., alías el “suavecito” y los menores de 17 y 16 años apodados “El Kowi” y la “Bala”.

La acción policíaca inició luego de que agentes municipales atendieran un llamado de emergencia al 911, donde reportaran un hombre lesionado por proyectil de arma de fuego en un domicilio ubicado en el cruce de las calles Irvin Flores y Sierra Madre del Sur, de la colonia Andrés Figueroa, mismo que falleció minutos después en un nosocomio de la localidad.

Enseguida, los agentes acudieron al lugar del reporte, en donde testigos presenciales señalaron que dos de los responsables del homicidio huyeron a bordo de una camioneta Dodge Durango, color blanco, por lo que de inmediato se implementaron acciones de búsqueda de los agresores por el sector, además de identificar plenamente al “Balas” quien días atrás lo había amenazado de muerte.

Percatándose que en el cruce de las calles Macheteros y Lucio Cabañas, de la citada colonia, se encontraba una camioneta que reunía con las características señaladas, motivo por el cual se le marcó el alto al conductor, quien resultó ser un menor de 17 años, alias “ el Kowi”, el cual era acompañado de quien dijo ser Mario Alberto M. D. de 29 años, alias “el suavecito” mismos que al realizarles una inspección por protocolos de seguridad se les localizaron 35 dosis de cristal, por lo que fueron arrestados.

Calles adelante del citado cruce se percataron de un adolescente que coincidía con la descripción de otro de los agresores, mismo que al ver la presencia policial mostró una actitud atípica intentando huir, pero fue alcanzado rápidamente.

Al someterlo a una inspección preventiva se le localizaron diez envoltorios de cristal siendo puesto bajo detención.

Cabe señalar que los tres sujetos fueron plenamente identificados por testigos presenciales como los responsables de dicho homicidio, mismos que al momento de su arresto manifestaron pertenecer a la pandilla delictiva “Artistas Asesinos” además de dedicarse a la venta y distribución de dicha droga al menudeo.                 

Previa lectura de derechos, fueron consignados ante la autoridad correspondiente por su presunta responsabilidad en la comisión del delito de homicidio y delitos contra la salud.