Para buscar el talento deportivo entre los jóvenes de preparatoria que juegan fútbol americano directivos y entrenadores de la edición anual de Greater El Paso Football Showcase Combine -GEPFS- visitaron El Paso para ofrecer oportunidades de becas a jugadores sobresalientes en el estudio y deporte durante un evento organizado en el Complejo de Actividades Estudiantiles -SAC- operado por el distrito Escolar de Socorro -SISD-. 

Entrenadores de 54 universidades del país estuvieron atentos a los movimientos de los más de 200 competidores que asistieron a la práctica que se realiza desde el año 2011 y fundada por el visionario Javier Loya.

De acuerdo a los organizadores en los últimos siete años, la fundación ha otorgado un total de 15 millones en becas a más de 200 estudiantes de El Paso, a pesar de que es una área metropolitana aislada.

La cosechadora se centra en invitar a las universidades de la División I, II y NAIA a visitar a los estudiantes de El Paso que no fueron reclutado por los colegios de la División I.

Ramón Ortiz, un estudiante senior de Franklin HS, fue uno de los afortunados al recibir cinco ofertas de igual número de universidades del país.

Y es que su perseverancia y, tenacidad y disciplina en breve le hará cumplir su sueño al ir avanzando en su meta: convertirse en un jugador profesional, una vez que se enrolle en uno de los 5 colegios.

“Mi sueño es terminar mi escuela y jugar este deporte sin que mis padres tengan que pagar por esto”, dijo el jugador de la linea ofensiva de Franklin HS, y quien desde los ocho años práctica este deporte.   

Orgulloso e inspirado en sus padres Ramón y Rebeca, quienes también destacaron en el fútbol y voleibol en su juventud, dijo que  su objetivo es aprovechar esos ejemplos y su habilidad de rudeza que lo caracteriza.

Por ahora le gustaría aprovechar la oferta que le ofrece New Mexico Western University -NMWU-, ubicada en Silver City, NM, a dos horas de distancia de El Paso para estar cerca de sus padres y su hermano Rodrigo, quien estudia en NMSU y participa en una banda musical.

Ramón, quien estudiará la carrera de Justicia Criminal, al igual que el resto de los participantes, terminarán su semestre en el mes de mayo del 2020 y una vez firmada su aplicación viajarán para instalarse e iniciar sus estudios becados en la universidad seleccionada.

“Estamos ante una gran oportunidad para El Paso porque los entrenadores de los diferentes colegios verán el talento local y con seguridad darán muchas becas a los deportistas”, manifestó visiblemente emocionada Rebeca, luego de ver el desempeño de su hijo y disfrutaba el momento al lado de su esposo.

Otro de los seleccionados por los entrenadores fue Esteban Holguín de la preparatoria Eastwood, ubicada en el Este de la ciudad, quien al igual que Ramón recibió varias ofertas, luego de pasar la pruebas impuestas por la directiva.

“Me siento muy contento y orgulloso de jugar al principio soccer y ahora fútbol americano”, expresó Holguín, quien en los últimos 4 años ha sido el pateador del equipo.

El atleta, quien aspira a ser un profesional de la terapia física, asistió con sus padres y hermanos al entrenamiento y manifestó sentirse satisfecho por el trabajo realizado y ahora solo espera ser reclutado por una de las 3 universidades que le ofrecieron una oferta.

Para su padre Osvaldo, el que su hijo haya sido seleccionado por uno de los entrenadores en la competencia le representa una gran felicidad ya que el sueño de su hijo es primero terminar una carrera y convertirse al mismo tiempo en un jugador profesional.

De acuerdo a los organizadores en años anteriores se ha tenido la presencia de aproximadamente 40 universidades y 45 entrenadores universitarios, y este año la cantidad subió a 54. 

Las universidades presentes en esta exhibición fueron la de los estados de: Texas, Nuevo México, Colorado, California, Utah, Nebraska, Illinois, Kansas, Arizona, Oregón, Wisconsin, Illinois, Dakota del Norte, Missouri, Iowa e Indiana, entre otras. 

“Esta práctica anual que hacemos en El Paso es una gran oportunidad para que los estudiantes que juegan este deporte vayan al colegio aprovechando las becas o alguna ayuda financiera”, expresó Ricky Hernández, director ejecutivo de GEPFS, previo al ‘juego de estrellas’ celebrado el fin de semana en el Sun Bowl de UTEP.

Estas universidades, dijo, asisten a la ciudad con la intención de ofrecer becas de inmediato a los estudiantes de El Paso en los rangos de base atlética, académica o financiera.

“Es realmente sorprendente venir aquí”, dijo Jacob Hales, coordinador de equipos especiales de la Universidad de Willamette, Jacob Hales, tras agrega que cualquier posición que necesite su equipo se podrá llenar con un jugador joven y talentoso de El Paso.

En los últimos siete años, la cosechadora ha otorgado un total de 15 millones en becas a más de 200 estudiantes de El Paso, se dijo.

Dentro de los requisitos que se piden a los interesados son:  graduado de secundaria para la clase de 2019, haber alcanzado un puntaje de 800 o más en matemáticas SAT / verbal, puntaje de 16 o más en ACT,  mitad superior de la clase de graduación con promedio de 2.2 o más.

Todos los miembros del comité, el entrenador y la administración del Greater El Paso Football Showcase son voluntarios sin sueldo. Todos los gastos están cubiertos por donaciones de patrocinio.

Javier Loya fundó el Greater El Paso Football Showcase con la misión de destacar a los estudiantes de último año de la escuela secundaria del condado de El Paso que se destacan tanto en lo académico como en sus actividades extracurriculares. 

“Les deseo la mejor de la suertes a todos los participantes y que le pongan todas las ganas en el campo y sean gran parte de esta comunidad”, dijo emocionado el originario de El Paso, en su mensaje desde Houston, Texas.

Este escaparate ayuda a los jugadores de fútbol a obtener la exposición y las oportunidades necesarias para ayudarlos a tener éxito en la vida, así como a gerentes, entrenadores de medicina deportiva, animadoras, danza, JROTC, equipo de entrenamiento, banda, equipo de bandera y coro.

A estos estudiantes se les ofrece una oportunidad y un lugar para becas para proclamar el espíritu de competencia, su búsqueda de la excelencia y establecer una base para un futuro mejor a través de la educación superior, la ciudadanía, la salud y el legado.