Ante el incremento de casos de influenza en la ciudad las autoridades de salud lanzaron una alerta a la población para que acudan a vacunarse en los diferentes módulos instalados en diferentes sectores de la localidad.

Y es que la temporada de gripe y/o influenza, la cual abarca de octubre a mayo, ha llegado a la frontera, y junto con ello, las campañas de vacunación contra el virus.

Durante la semana nacional de la vacuna contra la influenza por lo que se invita a los menores desde los seis meses de nacido en adelante y a adultos mayores principalmente.

De acuerdo a las autoridades la temporada invernal subió de 194 casos de influenza a 414 casos lo cual indica un signo de alerta para la comunidad.

El Departamento de Texas Health and Human Services (DSHS) informó que las personas tienen que ser vacunadas cada 6 meses, en especial las mujeres embarazadas, los adultos mayores, niños y gente con enfermedades crónicas, porque se encuentran en mayor riesgo de contraer la influenza.

“Es el momento indicado para recibir la vacuna lo más pronto posible. Las vacunas tardan hasta 2 semanas en hacer su máximo efecto en el organismo por lo que es importante aplicar la vacuna para tener las defensas lo más pronto posible”, dijo Fernando González, director de Epidemiología del Departamento de Salud Pública.

Para más información las personas interesadas deben consultar la página www.ephealth.com para conocimiento de los costos y los diferentes programas con los que se  ofrecen en la clínica de vacunación, acudir al 5115 El Paso Drive  o llamar a los teléfonos (915)212 6620 -información general o al (915) 212 65-55 para hacer citas.

“Los costos varían dependiendo de los seguros médicos o de cada caso en particular”, dijo González.

Algunos síntomas de la influenza son fiebre, dolor de garganta, congestión nasal, dolores de cabeza, entre otros.

La influenza puede provocar complicaciones como la neumonía, infecciones sinusales, desencadenan problemas de los tejidos e incluso puede provocar la muerte.

Existen también algunas maneras de prevención diaria que se pueden aplicar a diario como lavarse las manos de manera constante por lo menos 20 segundos, taparse la boca al toser, no acercarse a las demás personas si se encuentra enfermo para no esparcir la bacteria y acercarse lo más pronto posible a un doctor de cabecera si comienza a tener síntomas.