Un par de agentes del Departamento de Policía de El Paso -EPPD- se encuentran bajo licencia administrativa luego que dispararon sus pistolas contra un hombre armado que se ubicaba en la intersección de Pebble Hills y Rich Beem, en el el extremo Este de la ciudad, al no obedecer las órdenes de bajarla.

El individuo, cuya edad oscila entre los 25 y 30 años de edad, fue trasladado al hospital en código rojo por lo que los médicos luchan por salvarle la vida.

El sargento Enrique Carrillo dio a conocer que alrededor del medio día dos oficiales abrieron fuego después de que el hombre, quien vestía de traje, rechazó las órdenes de bajar la pistola.

Hasta el momento no se sabe si el arma que portaba estaba cargada, sin embargo en el momento que levantó la pistola los oficiales vieron que sus vidas corrían peligro y dispararon.

El hombre, se dijo, no alcanzó a activar la pistola por lo que los agentes no resultaron heridos en la escena permitiéndoles auxiliarlo de inmediato.

La policía no dio a conocer por qué el hombre estaba a mitad de calle con un arma en la mano, pero Carillo dijo “no había razón para que alguien estuviera parado allí con una pistola”.

Aunque la policía ha sido hermética en tanto avanzan la investigaciones testigos del lugar afirmaron que escucharon al menos 10 disparos.

“Yo estaba aquí en el patio cuando escuché el frenado de un auto que iba a alta velocidad y y luego se escucharon varios balazos, un promedio de 5 a 6 balazos”, dijo Erick Guzmán, uno de los testigos del lugar.

Agregó que a la distancia observó que al retirarse los carros que circulaban por el sector a esa hora los policías auxiliaban a una persona que estaba tirada en el suelo.

Otro de los testigos manifestó que al igual que Erick escucho alrededor de 10 disparos mientras se encontraba en su casa, ubicada a 400 metros de donde ocurrieron los hechos.

“Aunque no me asuste salí a ver que ocurría y vi que ya estaban empezando a cercar el área para iniciar la investigaciones”, comentó el testigo quien se acercó junto con su esposa.

Trascendió que algunos de los curiosos grabaron la escena con su celular por lo que los agentes requisaron los aparatos con el fin de integrarlos a la investigación.

Sin embargo, otros tomaron fotografías mientras se encontraban en fila luego de que la policía atendía la escena del crimen para luego subirlas a las redes sociales.

En una de las piezas se muestra com el hombre quedó a mitad de la intersección mientras los agentes protegían la zona y lo auxiliaban mientras esperaban la ambulancia.

Los vecinos mostraron temor por los constantes hechos violentos que se han registrado en la ciudad e incluso manifestaron que esto puede ser producto de lo que está sucediendo en Ciudad Juarez con tantas muertes que se registran todos los días.

Mucho de lo que pasa allá -en Juárez- poco a poco está llegando a los Estados Unidos y eso me preocupa”, comentó Guzmán, mientras realizaba sus trabajos de albañilería.

Durante un par de horas el área se mantuvo sobre volada por un helicóptero de una de las agencias policiales para resguardar la zona y proteger a los elementos de un posible ataque lo que causó alarma en el vecindario.

Además varias cuadras a la redonda de la intersección se mantuvieron cerradas al tráfico en tanto los investigadores recogían evidencias para integrarlas al expediente. El cierre provocó pérdidas a los comercios establecidos en el sitio debido al cierre de las vialidades.

“Pues ahora tendremos que esperar un tiempo sino cerraremos temprano” dijo uno de los comerciantes.

“Pues no se lo que esta pasando lo único que alcance a ver es que esta acordonada con cintas amarillas y rojas, dijo uno de los automovilistas, quien tuvo que rodear varias cuadras para poder llegar a su destino.

Mientras que el hombre se debate entre la vida y la muerte, los dos agentes fueron colocados bajo licencia administrativa, que es un procedimiento estándar en tiroteos que implementan las agencias policiacas cuando sus oficiales se ven involucrados.