En el marco del Día Mundial para la Prevención del Suicidio, que se conmemora el 10 de septiembre, el doctor Roberto Manuel Rosales Tristán, especialista del Hospital de Psiquiatría con Unidad de Medicina Familiar No. 10 del IMSS, recomendó a la población estar atenta cuando una persona presente síntomas de depresión, ansiedad, cambios abruptos en el comportamiento.

Manifestó que especialistas en psiquiatría y psicología clínica del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) brindan atención integral a derechohabientes que han intentado suicidarse, a fin de otorgarles tratamiento médico, terapéutico, orientación y herramientas necesarias para que no atenten de nuevo contra su vida.

Otras características, dijo, pueden ser el cambio de amistades reciente, inicio del consumo de sustancias nocivas, comportamiento retraído aislado, entre otros; dichos cambios deben ser valorados por el especialista para determinar si hay riesgo de intento de suicidio.

Refirió que en Unidades de Medicina Familiar, Deportivas y Centros de Seguridad Social, se forman grupos de adolescentes donde se llevan a cabo pláticas informativas y talleres de ocupación de tiempo libre, con la finalidad de promover hábitos de vida saludables que den apoyo, acompañamiento y vínculos como factores de protección en la salud mental.

Rosales Tristán explicó que cuando la persona que ha intentado suicidarse llega al IMSS, recibe una valoración en los servicios de atención médica continua o urgencias en un primer nivel o en Hospital General de Zona, donde se tratan las complicaciones médicas según el tipo de lesión, ya sea intoxicación por medicamentos, herida cortante, caída, entre otras, con los cuidados médicos pertinentes.