Amnistía Internacional emitió una advertencia global a quienes viajen a Estados Unidos después de que la violencia dejó 31 personas muertas en dos tiroteos masivos el pasado fin de semana.

El aviso de viaje, emitido esta semana, llama a los visitantes a “tener precaución y tener un plan de contingencia de emergencia cuando viajen por los Estados Unidos”.

Advierte a los viajeros que permanezcan vigilantes en todo momento y que eviten los lugares donde se congregan grandes grupos, incluidos los lugares de culto, las escuelas o los clubes nocturnos, todos los lugares que han sido atacados recientemente.

“Dependiendo de la identidad de género, raza, país de origen, origen étnico u orientación sexual del viajero, pueden estar en mayor riesgo de ser blanco de violencia armada y deberían planear en consecuencia”, agrega el aviso.

Los grupos de derechos humanos emitieron la advertencia de viaje en medio de “altos niveles de violencia armada”, a lo que Amnistía Internacional se refirió como una crisis de derechos humanos.

Los países extranjeros han tomado medidas similares para proteger a sus ciudadanos emitiendo advertencias a los viajeros que tienen planes o que actualmente están visitando Estados Unidos.

El gobierno venezolano emitió un comunicado instando a sus ciudadanos a posponer los viajes a Estados Unidos después de los “recientes actos de violencia”.

El comunicado de prensa informa que los venezolanos se mantienen alejados de las ciudades que tienen más violencia, citando un artículo de Forbes de 2019 que enumera las ciudades más peligrosas de los Estados Unidos.

Esas ciudades eran Cleveland; Detroit Baltimore; San Louis; Oakland, California; Memphis, Tennessee; Birmingham, Alabama; Atlanta Stockton, California; y Buffalo, Nueva York