El Condado de Doña Ana ha tomado una iniciativa ambiciosa y de largo alcance para proveer servicio de aguas residuales a los residentes rurales del condado, particularmente en áreas donde la mesa de agua esta cerca de la superficie.

Usando fondos de subsidios y sociedades estatales y federales, el condado a sacado fuera de servicio a miles de sistemas sépticos desde la frontera del Condado de Sierra hasta la frontera de Estados Unidos y México.

Instalaciones de aguas residuales de la más alta tecnología están ahora sirviendo a docenas de comunidades rurales a un costo mensual razonable.

Estos sistemas protegen aguas subterráneas valiosas, proporcionan infraestructura para el desarrollo económico y posicionan al Condado de Doña Ana hacia un crecimiento bien dijeron las autoridades.

La División de Desperdicios Líquidos es ahora manejada por el Departamento de Utilidades, ubicada en el 845 N. Motel, en Las cruces.