BBC/News Mundo:

En una nueva medida publicada en el Registro Federal, el Departamento de Justicia y de Seguridad Nacional anunció que los migrantes que pasen por un tercer país de camino a Estados Unidos y no soliciten asilo en esa nación no serán”elegibles para asilo”.

La medida, que entró en vigor este martes, “se aplicará únicamente a extranjeros que entren o lleguen a Estados Unidos desde la entrada en vigor” de la norma, señala el documento.

Esta nueva limitación se suma a los esfuerzos de la Casa Blanca de Trump por frenar la llegada de inmigrantes a la frontera sur del país y se espera que sea disputada en los tribunales.

De hecho, la Unión Americana de Libertades Civiles (ACLU) ya anunció por Twitter que interpondrá una demanda.

Aquí en El Paso, abogados tachan de anticonstitucional la medida del presidente, tal como muchas otras implementadas durante su administración, sin embargo, se considera como amenaza directa a la comunidad.

Tal es el caso de Iliana Holguín, abogada de inmigración de El Paso. “Es contra la ley de los Estados Unidos, y la ley es muy especifica al establecer que, cualquier persona que se presenta en la frontera puede pedir asilo político”, dijo.

“Trump ha tratado de limitar de todas las formas imaginables esa opción para personas que vienen huyendo de sus países por violencia”, agregó.

Holguín compartió que se siente segura de que esta nueva política se topará con los mismos obstáculos de las propuestas hechas en el pasado por el mandatario, iniciando con demandas, bloqueos por parte de jueces federales, congresistas y organizaciones en defensa de la comunidad migrante.