Las altas temperaturas, de más de 100 grados Fahrenheit (37.8) centígrados, que ha registrado la región de manera constante en la última semana, no frenan las actividades fuera de casa de los fronterizos.

A pesar de que los especialistas médicos recomiendan no salir de casa ante la presencia de altas temperaturas, tanto hombres como mujeres mantuvieron su agenda de manera normal tomando algunas recomendaciones para protegerse de los rayos solares y evitar golpes de calor.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional, con base en Santa Teresa, NM, se esperaba el miércoles que la temperatura alcanzara los 106 grados (41.1 centígrados). Sin embargo, el servicio especializado AccuWeather registró una máxima de 102 (38.9 grados), alrededor de las 6 pm del martes.

“Pues qué hace uno, hay que salir a la calle y pues trata uno de protegerse del sol”, dijo Laura Esquivel, mientras veía la ropa que ofrecía una de las tiendas de la zona Centro.

Ella al igual que muchos clientes, recorrieron durante gran parte del día los diversos comercios en busca de artículos personales, para la familia o para el hogar.

“Ya habían dicho que este día iba a estar muy caluroso por eso me preparé para salir y mitigar las altas temperaturas”, dijo Sofía Estrada, quien junto con su hija recorrió varias tiendas, en la zona Centro.

Para los consumidores prepararse para enfrentar los rayos ultravioleta es todo un ritual salir de casa, de lo contrario se exponen a sufrir un golpe de calor o a una enfermedad futura, como el cáncer de piel.

“Lo que hago es sacar el frasco del bloqueador y ponerme y ponerles a mis hijos, sacar las gorras, sombreros y paraguas y surtirnos de botellitas de agua fría”, expresó Linda Ortega, residente del Noreste de la ciudad.

Manifestó que ante la presencia de las altas temperaturas, arriba de los tres dígitos, ella acostumbra a beber más líquidos sin esperar a tener sed, evita las comidas copiosas, es decir, comer menos cantidad y más veces al día, y no ingerir comidas calientes.

En esta temporada de calor uno de los productos más solicitados son las aguas, jugos, paletas y otras bebidas refrescantes, afirman los comerciantes del ramo.

“Es lo que más se vende al llegar a la tienda o al salir se llevan su botella de agua”, dijo Pedro Hernández, encargado de uno de los locales de la calle El Paso.

Sin embargo manifestó que a pesar de que la gente consume el producto no se compara a las ventas del pasado. Antes vendíamos mucho más, creo que un 40 por ciento más pero ahora con los cruces y problemas en los puentes internacionales han bajado las ventas.

Pedro Luna es otro de los comerciantes que desde hace cinco años recorre las calles para vender paletas de hielo y crema empujando su carro donde lleva su mercancía.

“Para protegerme del sol llevo puesta mi gorra y mi paraguas, así pega menos el calor”, dijo mientras entregaba una paleta a uno de sus clientes.

A pesar de los máximos pronosticados por la presencia de la alta presión en el ambiente, mujeres como Blanca Valerio, madre de familia de cinco hijos, prefiere salir a la calle y no estar encerrada en casa.

“Nomás me doto de mi agua fría para refrescarme, no tan fría para no enfermarme, y salgo de compras o a realizar mis actividades normales”, expresó tras enfatizar que procura estar más en áreas sombreadas o en las tiendas.


No obstante y para evitar enfermedades relacionadas con el calor, las autoridades recomiendan permanecer en casa luego de la alerta lanzada por el SMN al entrar en vigencia una onda de calor de las 10 de la mañana hasta  las 8 pm de este miércoles.

Entre otras de las recomendaciones están reducir la actividad física, descansar con frecuencia a la sombra, usar ropa de tejidos naturales, ligera, holgada y de colores claros, utilizar sombrero, gafas de sol y cremas protectoras solares y sobre todo permanecer en espacios ventilados o acondicionados.