Para involucrar a estudiantes de la Universidad de Texas en El Paso en la producción de documentales promotores del arte y la cultura, la periodista y productora Karen Santamaría trabaja en el rodaje de lo que será la nueva serie de Camino de Santiago, uno de los sitios reconocidos a nivel mundial.

Para la realizadora del proyecto académico pretende ofrecer a los alumnos de los Departamentos de Lengua y Lingüística, conformado por un equipo multidisciplinario un concepto multicultural en el que se promueva la leyenda del histórico Camino de Santiago, ubicado en Galicia, España.

Con el apoyo del maestro Héctor Enríquez, coordinador del Programa de España y Clases en Español, los estudiantes, quienes cuentan con experiencia en la producción de documentales, se mostraron complacidos en participar en esta nueva serie.

En esta nueva iniciativa se involucraron los alumnos que previamente realizaron los documentales “Gitanos: camino al flamenco” y “Andalucía, fusión de tres culturas”, mismos que fueron merecedores de reconocimientos por ser únicos en su tipo como actividades internacionales.

De acuerdo a la documentalista, el proyecto representa una gran oportunidad para los estudiantes porque podrán participar en un plan que impulsará un detonante turístico y religioso a las comunidades que lleven el nombre de Santiago, tal y como ocurre en España.

Y es que de acuerdo a la leyenda, Santiago es el lugar donde descansan los restos del apóstol Santiago, uno de los discípulos, que pasó parte de su vida al lado de Jesucristo, llevando su palabra.

La celebración, que se celebra desde la Edad Media, ha llevado a millones de peregrinos a ese lugar ‘sagrado’ por la religión católica por las diferentes rutas que salen de Francia y España.

El Camino de Santiago convive con las rutas comerciales, y por lo tanto, comparte los mismos alojamientos con turistas o mochileros.

De hecho, se dice, en algunas de las rutas del Camino, la infraestructura de albergues no está muy extendida y el peregrino tiene que dormir en pensiones, hostales, hoteles o casas rurales.

Al final los peregrinos reciben un certificado como una representación en escrito por haber logrado llegar hasta la Catedral de Santiago y visitar la tumba del Apóstol. Sin duda, un reconocimiento único que no se puede obtener en ninguna otra parte del mundo.

Se trata de promover la hermandad en esas comunidades, expresó la ex corresponsal de Guerra en Nicaragua y Venezuela, y quien ahora promueve la cultura en América Latina desde mediados de la década de los noventa.

El 12 de diciembre de 1997, fue cuando inició el proyecto, ciertamente ambicioso de producción televisiva, bajo el título de Rumbo a Santiago que trata la toponimia de Santiago de Compostela en América.

Bajo su dirección, puso en marcha la producción de la serie que incluyó varios países de América Latina entre los que se encuentran: Chile, Argentina, Ecuador, Colombia, Venezuela, Panamá, Guatemala, República Dominicana y México.

El objetivo en México es producir de 6 a 9 capítulos, con duración de 30 minutos en ciudades como Nuevo León, Oaxaca, Tamaulipas, Querétaro, Veracruz, Estado de México, Morelos, y Chiapas para el 2021.

“Los estudiantes van a tener cabida para que propongan ideas nuevas como se realiza en España, lugar donde acuden más de 16 millones de visitantes al año, dejando una gran derrama económica”, dijo.