En un ambiente de júbilo cerca de un centenar de estudiantes inscritos en el programa escolar denominado WIN concluyeron su ciclo escolar con la entrega de certificados en la escuela primaria Bill Sybert, ubicada en 11530 Edgmere, en el este de la ciudad.

La academia WIN es un programa centrado en el estudiante y creado para ayudar a garantizar que todos los niños de Distrito Escolar Independiente de Socorro -SISD- tengan las oportunidades y el apoyo necesarios para lograr el éxito académico.

Me siento feliz de haber terminado toda la academia Win pero triste a a vez porque ya no estaré en el programa”, dijo Karely Torres, quien el próximo ciclo escolar cursará el séptimo grado. 

Y es que de acuerdo a los directivos del plantel la academia inicia en el segundo grado y concluye en el sexto grado. durante ese lapso los maestros miden el avance de cada uno de los alumnos.

Durante la ceremonia los colegiales recibieron un par de diplomas de manos de cada uno de sus profesores los motivaron a seguir adelante.

WIN es un acróstico que describe las claves para ganar en la vida y así entre estudiantes, maestros, líderes, personal y comunidad trabajando duro, teniendo una actitud positiva y sin rendirse, dijo uno de los maestros, tras enfatizar que el Equipo SISD logrará el éxito y ayudará a los estudiantes a tener éxito.

En la Academia, los estudiantes que no han tenido éxito en un entorno escolar “tradicional” podrán obtener dos o más años de conocimiento en un sistema educativo flexible, exigente y rápido.

De acuerdo al creador del programa, el superintendente José Espinoza, el sistema educativo acelerado, exigente y flexible permite obtener dos o más años de conocimiento en un año.

Con más tiempo de instrucción, nueve horas diarias, y reforzamiento en las materias de lectura, Matemáticas, tutoriales de verano e instrucción especial en grupos pequeños, los alumnos logran dominar y adelantar en sus grados.

Los coordinadores afirman que con un aprendizaje personalizado el maestro permanece con los estudiantes durante varios años en su educación y llega a conocerlos como si fueran sus propios hijos.

Actualmente este programa se imparte en más de una docena de escuelas de SISD y en promedio cada profesor instruye a alrededor de 20 alumnos por grupo.

Bajo una visión de excelencia y un entorno de aprendizaje universitario, práctico, basado en proyectos y manejo estructurado del comportamiento en el aula los alumnos en conjunto con maestros y padres de familia adquieren una mayor responsabilidad, en la que no hay excusas para lograr la meta.

Y en eso coincidieron todos durante la ceremonia realizada en el gimnasio del plantel donde los directivos ofrecieron pastel y limonada a todos los asistentes al final del evento donde los alumnos del sexto grado dieron el adiós al programa.