El que el presidente Donald Trump haya retirado la amenaza de cobrar impuestos del 5 al 25 por ciento a México por no parar el flujo de migrantes que cruzan por su territorio fue bien visto por legisladores demócratas, sin embargo, se manifestaron excépticos al tener a un presidente que continuamente cambia de opinión.

Verónica Escobar, congresista demócrata por el estado de Texas, se mostró complacida por la postura presidencial pero a la vez temerosa de que salga con otra sorpresa.

“Que bueno, a ver que es lo que pasa. Ojalá que no se cobren esos aranceles pero no sabemos que pasa con este presidente que dice cada cosa y cambia cada minuto de opinión”, expresó luego de concluir una plática con un grupo de veteranos.

Tenemos que trabajar juntos, no actuar contra nuestros amigos, porque él -Trump- trabaja con amenazas y en tratar mal a la gente, mencionó la legisladora.

Escobar, manifestó que para que las cosas salgan bien y beneficien a la comunidad se debe trabajar en conjunto para avanzar más rápido en la solución de los problemas comunes.

Indicó que es importante que s trabaje tanto con el presidente de México como con los mandatarios de los países de los países centroamericanos para enfrentar el problema migratorio.

Lamentó  que los número de migrantes que ingresan al país siguen a la alza al tiempo que el estrés de los agentes de la patrulla fronteriza como de la comunidad pasea.

“No se puede sostener esos números y no se puede seguir dando un trato de crueldad a las familias inmigrantes”, agregó, tras acusar al propio presidente de haber retirado la ayuda económica a esos países.

coincidió que la solución es contratar a meas jueces de migración y ayudar económicamente a esos países para estabilizar. “Necesitamos renovar esos programas porque no vamos a ver un cambio si no cambiamos el esquema”.

Por otra parte y tras escuchar la problemática que padecen cientos de veteranos en la ciudad, la legisladora se comprometió a llevar sus peticiones a la Cámara Baja y trabajar en la solución a esos problemas.

“Hago esfuerzos por conectar con los veteranos no solo en estas juntas sino en otras reuniones para saber que es lo que pasa y ver si hay necesidad de hacer cambios en la legislación o ayudar para que les den los beneficios que merecen.

Y es que durante la reunión hubo comentarios en los que se cuestionó el servicio que reciben por parte de las autoridades a lo que la legisladora se comprometió a revisar.

“Hay muchos descontento porque no nos están ofreciendo un servicio de calidad en los servicios medidos y se tarda mucho la atención a pesar de que estamos enfermos”, dijo  Arturo Rodriguez, un veterano que sirvió a su país durante 30 años.

Para Carlos Rivera, un veterano que trabajo en el periodo de 1971 a 1975, en el Departamento de Inteligencia, las juntas con la congresista es un buen síntoma de que se quieren cambiar las cosas.

“Me gusta la dirección que esta llevando y ver que esta respondiendo a las necesidades de nuestros veteranos”Expresó al termino d ella reunión realizada en el auditorio de la preparatoria Riverside, ubicada sobre la avenida Midway, en el Valle Bajo.

En lo personal, dijo, me interesan tres temas: servicios médicos, ayuda con pensiones y beneficios y  servicios funerario, “porque al final ahí vamos a llegar todos”.

Manifestó que con el liderazgo de la congresista Escobar ofrece esperanza  y no como el presidente Trump que no tiene una dirección. “Responde y escucha y eso es bueno para todos 

Otra de las necesidades que se tienen, se dijo, es la construcción de un hospital de atención exclusiva para la comunidad de veteranos, sin embargo la respuesta de la funcionaria fue que se trabaja con el gobierno federal para saber sus requisitos.

“Tenemos mucho tiempo oyendo esto y la respuesta es que no se puede construir porque nos e tiene el número suficiente de veteranos en la región por lo que trabajamos en un censo y esperamos cumplir con el requisito”.

Escobar, comentó que al mismo tiempo trabaja con un Comité en la Cámara para atender la situación migratoria al tiempo de hacer cumplir la ley.

“Desafortunadamente tenemos a un líder en la Casa Blanca que no sabe trabajar con la gente y que a todos ve como a enemigos”.