Carlos Rubén Chávez Hernández, fue sentenciado por un Juez de control a tres años y medio de prisión, por el delito de abuso sexual agravado, en contra de su víctima de nueve años, en hechos sucedidos durante dos años.

Desde el mes de junio del 2014, al mes de junio del 2016, el sentenciado abusó sexualmente del menor, en el interior de la vivienda ubicada en las calles Sierra de Córdova y Montes Apeninos, en la colonia La Cuesta.

El sentenciado, abuelastro de la víctima, se aprovechaba del menor cuando se quedaba a su cargo para tocarle sus partes íntimas, hasta que los familiares se enteraron de la agresión y lo denunciaron.

Por tal motivo, Carlos Rubén fue llevado ante un Juez, mismo que lo encontró culpable con las pruebas presentadas por el agente del Ministerio Público de la Unidad Especializada en Investigación de delitos Sexuales, de la Fiscalía de Distrito, Zona Norte.