Lizeth Lerma, nunca imaginó que en su primer embarazo fuera dar a luz a gemelas y mucho menos separarse de ellas mientras se recuperan en el hospital al haber nacido de manera prematura justo en el marco de la celebración del Día de la Madres en el Centro para las Mujeres de Las Palmas Medical Center.

“Me siento muy agradecida y bendecida por Dios, son las primeras hijas que tengo y celebrar el día de la mamás me siento muy feliz, afortunada y muy contenta de tenerlas a ellas como hijas y que yo sea su mamá”, dijo visiblemente contenta mientras sostenía a sus niñas.

“Se me reventó la fuente y rápido llegué al hospital. Como una de mis hijas venia atravesada y la otra boca abajo me tuvieron que hacer cesárea”, comentó la madre primeriza.

Alana Lys y Laney Ilum, que de acuerdo al significado de sus nombres significan preciosa y luz, son las dos pequeñas que nacieron el pasado 30 de abril, precisamente el Día del Niño, días antes de lafecha programada del parto.

De 41 años de edad y maestra de preescolar, la feliz mamá dijo que por lo pronto hará una pausa en su profesión para dedicarse de tiempo completo a sus hijas.

Por lo pronto las recién nacidas, que pesaron menos de 2 kilógramos y poco más de 40 centímetros de altura tendrán que ser atendidas en la sala de incubadoras del hospital mientras recuperan su peso normal.

“Solo fueron unos días los que estuvieron conectadas tanto para recibir alimento como oxigeno pero ya van progresando y están aquí para que suban de peso”

Para ella al igual que su madre, la vida las bendijo con una doble celebración en la vida: el Día del Niño y el Día de las Madres.

“Ya nacieron las princesas”, dijo la feliz abuela ahora de 9 nietos y madre de tres hombres y una mujer.

Lizbeth, originaria de Durango, México y residente de la ciudad desde los 10 años, recordó que la primera cita que tuvo con el médico le dijo que era un parto normal y que todo marchaba bien.

En su segunda cita con el ginecólogo, en septiembre del año pasado, le dieron la noticia que había otra ‘personita’ en su vientre.

“No lo podía creer y me puse muy contenta al enterarme”, dijo la residente de los linderos de Canutillo quien desde entonces extremo cuidados al considerarse un embarazo de alto riesgo.

Comentó que desde entonces y hasta la fecha personal de la institución médica la han capacitado sobre los cuidados que debe tener para atender a sus hijas al igual del apoyo de su madre y padrastro.

El Centro para la Mujer, es uno de los hospitales de la ciudad mejor equipados en la atención de partos prematuros y cuenta con 13 cuartos privados, lo que permite privacidad a las madres y la familia.

Berenice de la Rosa, de 26 años y residente de Anthony, NM, es otra de las madres que al igual que Lizeth, tuvieron por adelantado su regalo especial del Día de las Madres.

Eithen Joanny al igual que Alana Lys y Laney Ilum, se adelantó en su proceso de gestación y llegó prematuramente con un peso de menos de 1.5 kilogramos.

A diferencia de Lizeth, Berenice es una madre experimentada y su alumbramiento le representó la llegada de su quinto hijo el pasado 2 de mayo.

“En la mañana me levanté y empecé con las contracciones. A la hora y ‘cachito’ de estar aquí nació mi bebé, ya estaba listo para salir”, expresó la feliz madre mientras acariciaba y besaba a su hijo.

Aunque nació 6 semanas antes de lo programado el personal médico asegura que poco a poco se recupera y una vez que tenga el peso normal será dado de alta.

“ Necesita crecer y subir más de peso y crecer”, dijo la progenitora de media decena de hijos tras agregar que ahora su hogar será una casa con mayor felicidad, más risas y más algarabía.

Al igual que su esposo piensa que siempre un hijo representa una bendición sin importar el día o el mes en que nazca, aunque el que llegará en el mes de mayo es algo especial.