Dos hombres murieron luego de ser expulsados de un vehiculo en movimiento luego de que su conductor no obedeció al llamado de alto que le hicieron agentes de la Patrulla Fronteriza, durante una persecución realizada en los límites de la frontera con Nuevo México.

De acuerdo a las autoridades agentes de la Patrulla Fronteriza, adscritos al Sector de El Paso respondieron a un informe sobre un presunto incidente de contrabando el sábado a las 8 p.m. cerca de la milla 131 en la autopista 9 en Nuevo México.

Los agentes encontraron la minivan gris identificada por el informe, que no cedió a las luces de emergencia y las sirenas.

Como resultado, los agentes desplegaron un dispositivo de desinflado de neumáticos controlado en la Carretera 9 en el marcador de la milla 142. El vehículo se desvió del dispositivo, se volcó y dos personas fueron expulsadas.

Los agentes proporcionaron inmediatamente la atención y se comunicaron con los servicios médicos de emergencia y con la Policía del Estado de Nuevo México.

Los técnicos médicos de emergencia de la Patrulla Fronteriza y un equipo médico de la Guardia Costera de los Estados Unidos asignados a la Estación Santa Teresa también respondieron.

El médico forense de Doña Ana dictaminó que las dos personas que fueron arrojadas del vehículo habían fallecido.

De las 11 personas en el vehículo, EMS transportó a cinco con lesiones que no amenazaban su vida a un hospital cercano.

Los agentes identificaron al conductor como un hombre de 27 años de edad, ciudadano de los Estados Unidos.

Las identidades de los fallecidos serán retenidas en espera de notificación a los miembros de la familia.

El Sector El Paso también notificó a Homeland Security Investigations y a la Oficina de Responsabilidad Profesional de CBP