El flujo de tráileres con mercancía de exportación podrá ser atendido el sábado en las garitas aduanales del lado estadounidense en los cruces de Santa Teresa, NM, y Zaragoza-Ysleta en Texas, así lo dio a conocer hoy Beverly Good, directora del CBP en el puerto de El Paso -Aduanas y Protección Fronteriza- luego de confirmó que las garitas de transporte de carga del puente Córdova-Américas permanecerán cerradas hasta nuevo aviso.

Los transportistas se verán forzados a cambiar sus rutas de cruce los sábados tras esta decisión que se dio a conocer desde en una reunión que sostuvieron autoridades de los dos países, incluyendo al alcalde de la ciudad, Armando Cabada.

El personal del CBP fue cambiado de funciones debido a las tareas de atención a migrantes en El Paso, por lo que la atención en garitas fue reducida.

Las operaciones en garitas aduanales en el puente Zaragoza-Ysleta continuarán con ocho horas de atención (de 8:00 am a 4:00 pm) al tráfico comercial el sábado, dijo Roger Maier vocero del CBP. Mientras que Santa Teresa seguirá con sus operaciones durante 4 horas ese día (de 10:00 am a 2:00 pm).

Las empresas de manufactura, cuya carga cruzaba hacia EUA solo los fines de semana por el puente Córdova-Américas, serán las más afectadas. Estas garitas atendían normalmente
de 6:00 am a 2:00 pm los sábados.

El cierre en garitas aduanales de carga, en el llamado Puente Libre, va a empeorar la situación actual que se presenta en el sector de manufactura entre México y EUA. En Ciudad Juárez hay líneas de hasta 15 kilómetros de tráileres y ha ocasionado que los transportistas se queden a dormir en las filas que abarcan vialidades como el boulevard Juan Pablo II, entre otras avenidas aledañas de importancia.

La reasignación de agentes del CBP se dio luego de que ​la secretaria de Seguridad Nacional de Estados Unidos Kirstjen M. Nielsen, diera a conocer que 750 elementos de la corporación serían removidos de las garitas aduanales en la frontera sur para incorporarse al patrullaje y atención a la crisis de migrantes.