Los fuertes vientos que se presenatron este viernes ocasionaron una serie de transtornos entre la comunidad fronteriza.

Caída de árboles, fallas en los sistemas de semaforización y choques fue el saldo que arrojaron los ventarrones que se dejaron sentir después del medio día.

Oficiales del Departamento de Policía y Bomberos se mantuvieron alertas para atender las contingencias en diferentes puntos de la ciudad, sobre todo en calles y carreteras, por la falta de visibilidad.

Agentes de la policía tuvieron que ser destinados a algunos cruceros donde hubo ‘apagón’ de semáforos los cuales provocaron caos vial al quedarse sin servicio, como el ubicado sobre la avenida Montana y Robert E. Lee, en la zona Este.

En otro punto de la ciudad una palmera fue derribada por los fuertes vientos en el Centro Deportivo ‘Chalo’ Acosta.