El Museo de Arqueología e Historia de El Chamizal (MAHCH) anuncia la próxima realización del “Cuarto Festival del Sol, Equinoccio de Primavera” y la inauguración de la exposición “Raíces de mi Raza”, Plástica Mexicana de la autoría de Javier Barajas Villanueva, que se estarán llevando a cabo los días 16 y 17 de marzo en las instalaciones del MAHCH.

Con especial dedicatoria en esta ocasión para la cultura de la etnia O’oba, popularmente conocida como Pima, este festival que tiene 13 años de realizarse en esta fecha con el fin de difundir la tradición cultural nativa, tanto de esta región como de otros lugares del continente.

El sábado 16 en punto de las siete de la tarde en el MAHCH se llevará a cabo la inauguración de la exposición “Raíces de mi Raza”, del artista plástico Javier Barajas Villanueva, oriundo de León, Guanajuato, para una hora más tarde realizar en la explanada del museo un “Ceremonial de Fuego”, acto de purificación a la tradición indígena con música, danza y ritual escénico de parte de un grupo representativo de la etnia de los O’oba, originarios de Mesa de las Espuelas, de la comunidad de Madera, Chihuahua.

Para el domingo 17 en punto de las nueve de la mañana el programa contempla realizar la “Caminata de Purificación” con una ofrenda al “Árbol de la paz y la dignidad” en el Centro Espiritual “El Punto” de avenida Heroico Colegio Militar, para luego efectuar un “Ceremonial del Equinoccio” en los jardines del MAHCH a las 12:00 del día, que consiste en un encuentro de culturas indígenas, la presentación de música y danza característicos de la etnia O’oba (Pimas) y un variado programa artístico y artesanal.

Como parte del festival y de manera previa al acto inaugural, se estará realizando el ciclo de Cine “Arte y Cultura Indígena”, que inicia el martes 5 de marzo para concluir el domingo 10, en la sala de “El Cinito” ubicada en el Centro Cultural de las Fronteras de la UACJ, en horario por confirmar.

De acuerdo a los organizadores, el festival busca evidenciar el impacto que la tradición cultural nativa ha tenido en el arte contemporáneo, por parte de artistas y artesanos que rescatan con su trabajo el patrimonio cultural, el legado histórico y el espíritu de permanencia de los pueblos originarios.

El festival representa así una vitrina que muestra la tradición y esencia cultural de los pueblos indígenas a través de sus expresiones rituales, su música, vestuario y artesanía, para dar a conocer a los habitantes de esta región, la trascendencia actual de estos nativos y su lucha por conservar su pasado.

Por ello se lleva a cabo este evento que celebra el equinoccio de primavera, principio del ciclo agrícola anual, en conjunto con grupos de artistas, artesanos, matachines, caminantes de la mexicanidad y el público en general.