A fin de evitar un golpe de calor a consecuencia de las altas temperaturas que se presentan en la región, la Dirección Municipal de Salud, emitió una serie de recomendaciones.

El titular de la dependencia, Francisco Ramírez Montañez, exhortó a la ciudadanía a estar atenta a la  sintomatología que puede evidenciar un golpe de calor o una deshidratación, lo que puede comprometer la salud de las personas.

Manifestó que durante el verano se llegan a presentar temperaturas ambientales por arriba de los 40 grados centígrados, por lo que se requiere vigilar el efecto que produce en el humano.

Explicó que los síntomas que se presentan por golpe de calor y deshidratación son, dolor de cabeza, fatiga, sed intensa, náuseas, mucho sueño, vómito, por lo que si se presentan estos síntomas se debe acudir de inmediato al médico, previamente se debe hidratar y refrescar a la persona.

Recomendó, evitar estar en exteriores, de ser posible de 12 a 5 de la tarde y, si es necesario, usar sombrillas, gorras o sombreros, además de utilizar ropa de telas delgadas, caminar por la sombra e hidratar el cuerpo de manera constante, especialmente con agua o de ser necesarios, sueros.

Expresó que se debe vigilar que los bebés mantengan una temperatura corporal idónea e hidratados, situación que aplica también para las personas de la tercera edad.

Dijo que aquellos que trabajan en exteriores deben usar necesariamente sombreros o gorras y ropa que les permita soportar las altas temperaturas y mantenerse hidratados además de utilizar bloqueador solar.

En caso de requerirlo se recomienda a las personas acudir a su centro hospitalario o a los servicios médicos que ofrece el Municipio de Juárez a través de la Dirección de Desarrollo Social, en los Centros Comunitarios y en la Dirección de Salud.