Después de 58 años en el mercado fronterizo la tienda especializada en venta de ropa para la familia Holland’s, ubicada en el número 402 de la calle South El Paso, anunció el cierre definitivo lo que causó sorpresa y tristeza entre empleados y clientes.

El anuncio fue hecho por Andrew J. Cox, consultor de negocios del establecimiento comercial, quien afirmó que el cierre total se hará en tanto se agote toda la mercancía.

“Estamos muy tristes por el cierre, pero es una decisión de los propietarios. Queremos dar  las gracias a todos nuestros clientes quienes siempre nos depositaron su confianza. Muchas gracias por su preferencia”.

Explicó que como un gesto de agradecimiento a la clientela a principios del mes de junio implementaron el proceso de liquidación de la ropa con descuentos de hasta el 60 por ciento.

La tienda, cuya apertura fue en 1960, propiedad del señor Salomón Holland y familia se dedicó durante las casi seis décadas a la venta de ropa para caballero, dama y niños.

Y es que la venta de ropa de marcas exclusivas y originales para caballero desde su fundación fue determinante para que fuera una tienda exitosa y reconocida desde su inicio.

Consumidores de El Paso, Ciudad Juárez y otras localidades del interior de la República Mexicana realizan sus compras tanto al menudeo como mayoreo. “Aqui se venden pantalones, camisetas, ropa de trabajo, cintos, carteras, encuentra todo para la familia”.

Yolanda Medrano, gerente de la negociación y con más de 24 años de servicio dijo sentirse muy afligida por la decisión tomada pero agregó que realizarán su labor con entusiasmo hasta el último día.

“Cuando me enteré me sorprendió mucho la noticia y yo como todos los clientes nos preguntamos, pero cómo que cerrarán la tienda. Fue una tristeza tremenda”, dijo la empleada más antigua del negocio.

Ella, al igual que los cerca de 30 empleados, se dijo agradecida por el apoyo de los propietarios durante el tiempo que prestó sus servicios al frente del comercio. “Nos sentimos como en familia, hay un ambiente laboral muy positivo”.

Se informó que para evitar que haya un desajuste económico entre los trabajadores con motivo de la recisión laboral funcionarios del negocio dialogan con otros empresarios para que terminando el contrato cuenten con un empleo nuevo.

Por lo pronto la señora Medrano piensa en su retiro definitivo e irse un tiempo con una de sus hijas que vive en Madrid, España, “Ya es suficiente, ya di mucho y con mucho amor, ahora es tiempo de descansar y disfrutar con la familia”.

Aún es una fuente de empleo muy importante y durante los 58 años representó un impulso a la economía en la ciudad, pero como todo en la vida siempre hay un final y ahora nos tocó que nos liquidaran también, dijo uno de los trabajadores.

Andrew J. Cox, manifestó que durante el proceso de liquidación y en gratitud al público se ofrecerán 10 regalos ‘fantásticos’ mismos que serán rifados entre la clientela. “No tiene que comprar nada solo regístrese con nombre, teléfono y dirección en nuestra mesa para que pueda participar”.